La nueva Orden de Caza incorpora medidas para prevenir los daños a la agricultura

El consejero de Agricultura y Agua, Antonio Cerdá, en una imagen de archivo
El consejero de Agricultura y Agua, Antonio Cerdá, en una imagen de archivo

MURCIA- La Consejería de Agricultura y Agua ha introducido en la nueva Orden de Caza 2010-2011, publicada recientemente, algunos cambios técnicos referidos a la caza del conejo y el jabalí, con el fin de prevenir los daños a la agricultura. El director general de Patrimonio Natural y Biodiversidad, Pablo Fernández, afirmó que el objetivo de la citada Orden es «armonizar las actividades cinegéticas con la conservación de las especies silvestres en el medio natural, mediante un aprovechamiento sostenible». Fernández señaló que «se ha constatado el progresivo aumento de las poblaciones de jabalíes y los crecientes daños provocados a la agricultura, así como las alteraciones que ocasionan en la circulación vial». Por ello, añadió, la nueva Orden «fija la fecha para la caza de esta especie en la modalidad de aguardo a partir del 16 de mayo, para aproximarla así a la época en que se ocasionan mayores daños en los cultivos». También se podrá cazar en el período ordinario de caza mayor al salto y en la modalidad de batida desde el 5 de septiembre de 2010 hasta el 13 de febrero de 2011. En caza mayor se mantienen los períodos de forma similar al año anterior. Así, en la modalidad general se podrá cazar desde el 12 de noviembre de este año hasta el 9 de enero de 2011. Para la modalidad de rececho de arrui, desde el 1 de julio al 31 de diciembre.