CRÍTICA DE TEATRO / «Los 80 son nuestros»: Veinte años no son nada

Autor: A. Diosdado. Dir.: A. del Real. Reparto: N. Sánchez, B. Voces, B. Jara, G. Ramos, C. Molina, A. Barahona, A. Hortelano, J. L. Peinado. T. Häagen-Dazs Calderón. Madrid, 1-XII-2010.

La Razón
La RazónLa Razón

Suena Modestia Aparte y unos adolescentes con el presente y las aspiraciones hechas un ovillo bailan en una Nochevieja que será catártica aunque aún no lo saben. Cosas de la edad. Y eso fue así ayer y será así mañana. Veinte años no son nada para «Los 80 son nuestros», interesante retrato de una generación con sus luces y sombras escrito en 1988 con pulso dramático y acierto por Ana Diosado.

Los niños pijos de la sierra resumen lo mejor y lo peor de aquella España que despegaba: las ganas de cambiar –el personaje de Cris, una Blanca Jara que tiene mucho que decir como actriz–, el cinismo –el inteligente Rafa, también hay actor en Borja Voces– y las castas, encarnadas en el marginal Miguel (bien también Antonio Hortelano). Antonio del Real homenajea con un montaje clásico al teatro que fue: el engranaje funciona y el público pasa un rato en los 80 con un puñado de rostros jóvenes entregados entre los que destacan la gracia de Claudia Molina y la veracidad de Natalia Sánchez.