José Oneto: «En las escuelas debería estudiarse el 23-F»

Con firma propia. Profesión: periodista. Nació: en 1943, en Cádiz. Por qué está aquí: presenta su nuevo libro, «23-F, 30 años después» (Ediciones B).

José Oneto: «En las escuelas debería estudiarse el 23-F»
José Oneto: «En las escuelas debería estudiarse el 23-F»

–«23-F, 30 años después». ¿Qué se ha aclarado 30 años después?
–Poco. Se disuelve la leyenda de que el Rey estuviera implicado, porque, de haberlo estado, el golpe habría triunfado sin duda alguna. Él lo frenó.

–¿Cree que aún despierta interés el asunto?
–Sí, y debería seguir interesando. El 23-F debería ser de estudio obligatorio en las escuelas: que las nuevas generaciones sepan lo que costó mantener la democracia en este país.

–No sé si fue locura, error o esperpento...
–Mezcla de locura y error que empezó como esperpento.

–Parece que hasta los golpes de Estado son chapuceros en España...
–El golpe estaba previsto para el 2 de mayo, era el golpe de los coroneles, pero la dimisión de Suárez lo precipitó y lo convirtió en chapuza.

–Un golpe que a punto estuvo de derrumbar nuestra frágil democracia. ¿Hoy es débil aún?
–Sigue siéndolo por la desconfianza hacia los políticos y los partidos.

–¿Qué la podría poner en peligro en la actualidad?
–El miedo que antes se tenía a los militares lo producen hoy los mercados.

–¿Cree que ahora sería posible otro golpe de Estado?
–Pienso que sería imposible.

–Arranca su libro con una frase de Churchill: «Nunca tantos debieron tanto a tan pocos». ¿Quiénes son los tantos y los tan pocos?
–El pueblo español debe mucho a unos pocos, entre los que están Sabino Fernández Campo y Paco Laína, entonces director de Seguridad del Estado.

–Baile de nombres: generales, espías, políticos... ¿Dónde ponemos la X?
–La X está repartida entre el general Armada y el comandante Cortina, jefe del Cesid en aquellos tiempos.

–¿El 23-F explica la existencia de un Estado fallido, sin cerrar aún?
–El 23-F cierra la Transición. Me parece que somos un Estado en transformación: aún no sabemos a qué modelo autonómico vamos.

–¿Quién ha contado más mentiras en este asunto?
–Armada y Cortina.

–¿Cómo sería hoy España si hubiera triunfado el golpe?
–No creo que fuera demasiado distinta, porque el éxito del golpe habría sido muy corto.

–En este puzzle, ¿qué pieza no está ni se la espera?
–Hay muchos enigmas sin resolver. Por ejemplo, el papel del embajador de los EE UU, Terence Todman, el papel de la CIA...

–Y el papel que algunos echaron de menos bajo los escaños...