Gritos de terror y sangre por el suelo

El drama que se vivió ayer en el centro de salud no será fácil de olvidar. No lo será para quienes escucharon la noticia pero mucho menos para quienes tuvieron la desgracia de vivirla en directo. «No ha ido contra los pacientes, que había bastantes, sino directamente contra las trabajadoras», aseguró Beatriz, una limpiadora del centro

El suceso ha ocurrido en el centro de la calle çvilés de
El suceso ha ocurrido en el centro de la calle çvilés de

«Mi reacción y la de muchos pacientes que estábamos allí fue tirarnos al suelo. En un momento dado corrí hacia el cuarto de baño, donde me encerré junto a otra empleada y llamamos a la Policía, que llegó muy rápido. Al regresar vi a mis tres compañeras tiradas en el suelo y sangrando», concluyó.

La crueldad de la agresión fue en aumento ya que el agresor persistió en su violencia con las tres mujeres mientras estaban en el suelo tras recibir los primeros hachazos. Los intentos de apaciguar sus ánimos por parte de algunos de los pacientes que estaban en el centro de salud fueron inútiles y no podían hacer nada por evitar el drama que se vivía. María Ángeles, enfermera de urgencias en la primera planta del centro, bajó hasta el lugar de la agresión tras oír los gritos de socorro. «En un primer momento he pensado que sería algún niño que se había caído por las escaleras, o un infarto... pero era mucho peor de lo que pensaba», explicó.

Ella misma fue la encargada de dar los primeros auxilios a sus compañeras: «Hemos tenido que ponerlas oxígeno, suero, limpiar la sangre... ha sido todo terrible... un trauma», añadía con voz temblorosa. Aunque en principio se creyó que sólo una de las tres víctimas estaba grave, al trasladarlas al hospital y realizarles los exámenes pertinentes se comprobó que el alcance de sus lesiones era aún mayor. Pilar, de 55 años, tuvo que ser operada hasta la madrugada y su estado es grave tras sufrir la semiamputación de la mano derecha, amputación de falange izquierda y levantamiento del cuero cabelludo. La otra administrativa, también Pilar de nombre, perdió la primera falange del dedo índice de la mano derecha y padeció también el levantamiento del cuero cabelludo. Ella fue trasladada al hospital de Fuenlabrada y, de ahí, la derivaron a la Fundación Jiménez Díaz de Madrid. Aunque en un principio su pronóstico era moderado, finalmente se encuentra en estado grave. La tercera herida es una enfermera, Conchi, de 46 años, a la que le arrancó parte del cuero cabelludo y fue trasladada al Doce de Octubre de la capital, donde se encuentra en estado grave. Uno de los testimonios más sorprendentes fue el de Verónica, que llevó a su hijos a vacunar por la mañana y vivió la difícil situación. «Muchos niños estaban llorando, había mucha tensión por los gritos que se oían desde el pasillo», comentaba la testigo. Además, también explicó cómo un hombre de avanzada edad agarró una fregona del carrito de la limpieza y fue con la intención de detener al «matón».

Al parecer, el agresor, de nacionalidad marroquí, no era una persona que frecuentara el centro de salud pero por su lugar de residencia El Naranjo era su centro de referencia. La administración sí tenía su historial médico y una vecina de Fuenlabrada que acude con frecuencia al centro de salud explicó que durante una de sus visitas, el hombre zanjó una discusión con varios portazos. Muchos de los vecinos de la zona se acercaron ayer al centro de salud como si fuera un día normal sin ser conscientes de los hechos acontecidos horas antes y se extrañaron de que el centro estuviera cerrado un viernes por la tarde, no obstante se habilitaron varios centros para que los usuarios pudieran ser atendidos con normalidad.Tanto el consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty, como el alcalde de Fuenlabrada, Manuel Robles, acudieron a mediodía al centro de salud para comprobar «in situ» cómo habían ocurrido los hechos y ambos condenaron lo ocurrido que calificaron como un hecho aislado.

No obstante, la Consejería de Sanidad ha convocado una reunión de la Mesa Sectorial de Sanidad para el próximo lunes con el objeto de informar sobre lo acaecido en el centro de salud de El Naranjo de Fuenlabrada.