Nuria Fernández se reivindica

Nuria Fernández se fundió en un abrazo con José María Odriozola, presidente de la Federación Española de Atletismo, después de proclamarse campeona de España de cross en Haro. «Me ha dicho que siga adelante», reconoció después la atleta, ex pupila de Manolo Pascua, uno de los imputados en la «operación Galgo».

NURIA FERNÁNDEZ atraviesa la meta por delante de Diana Martín, que había ido en cabeza durante toda la carrera
NURIA FERNÁNDEZ atraviesa la meta por delante de Diana Martín, que había ido en cabeza durante toda la carrera

Nuria ha tenido que ir a declarar como testigo de esa operación contra el dopaje y su nombre salió en algunas de las escuchas de la Guardia Civil. No lo está pasando bien, ha sido rechazada por algunos compañeros y, por ejemplo, no acudió a recoger el premio de mejor atleta del año (fue campeona de Europa de 1.500 el pasado mes de agosto en Barcelona). «Para mí lo fundamental ha sido el ánimo que he recibido, el encontrarme a gente que me dice que todo va a pasar, porque estoy sensible y en este momento me pongo tontorrona pronto», continuó en alusión al abrazo con Odriozola. La atleta de Castilla La Mancha venció por delante de Diana Martín, que fue delante desde el principio, pero Nuria la superó en los últimos metros. Su temporada de cross ha sido muy buena. «Para mí poder seguir disfrutando del atletismo está siendo muy importante y esta victoria es fabulosa, me da muchos ánimos», concluyó Fernández.
En categoría masculina el vencedor fue Ayad Lamdassen, que ya se colgó la medalla de plata en el pasado Europeo de campo a través. Seis de los siete primeros clasificados ayer son de origen africano. Antonio Jiménez, «Penti», se coló segundo entre Lamdassen, Kkalid El Aamri, Hicham El Amrani, Joussef Aakaou, Workhen Fikre y Abdelhadi El Mouazi. El octavo lugar fue para Arturo Casado. «Estoy especialmente contento. Llevo seis años compitiendo en España y es mi primer título nacional de cross», aseguró Landassem. «Tengo mucha moral para la carrera de Punta Umbría (el Mundial), en la que es muy difícil aspirar al podio tanto por la calidad de muchos atletas como porque hay muchos, sobre todo africanos, que preparan esa carrera casi durante todo el año mientras que aquí en España llevamos tres meses sin dejar de competir», continuó. «Tengo buenas sensaciones para el Mundial», dijo Odriozola, que en breve tendrá que decidir los convocados.