La reina «impresionada» con el nuevo Conservatorio de música de Valencia

El Joaquín Rodrigo ha costado casi 14 millones de euros. Tras tres años de obras, podrán estudiar en él más de 600 alumnos.

La reina conversa con uno de los profesores del conservatorio
La reina conversa con uno de los profesores del conservatorio

VALENCIA- El conservatorio «más funcional» de Europa abrió ayer sus puertas en Valencia con la reina doña Sofía como madrina. Conocida melómana, recorrió las instalaciones y charló con algunos de los casi 700 alumnos que integran un centro que lleva el nombre del maestro Joaquín Rodrigo.La visita comenzó sobre las once y media de la mañana con la recepción por parte del presidente de la Generalitat, Francisco Camps, y del director del centro, Eduardo Montesinos, como cicerone. Uno a uno, la comitiva pasó revista a todos los departamentos, desde el de música de cámara hasta el de electrónica, pasando por el del jazz, el favorito de Su Majestad -pidió un bis- y parada especial de la expedición. «Ha hablado con todos y se ha mostrado muy interesada. Se ha quedado impresionada», relataba Montesinos tras la marcha a Madrid de la reina. Aunque con quien más llegó a conversar durante el paseo fue con José Ortí, catedrático de trompeta, al que conoció brevemente hace treinta años. Luego llegó el concierto en una sala aún con perfume del parqué nuevo y que ocuparon en el centro la reina y las autoridades valencianas. Abrió «Variaciones y fuga sobre un tema de Purcell» y le siguió «Siciliana y rondó», una pieza que compuso a sus 17 años el director, quien, animado por la soberana, se puso de pie para recibir el aplauso del público.Remató la actuación «La vida breve» con bailaora y castañuelas de acompañamiento. Una ejecución que podría haber hecho sospechar que no se trataba de estudiantes, sino de auténticos profesionales con una nutrida carrera artística.«He visto muchos conservatorios europeos -incluidos los prestigiosos de Salzburgo o Hamburgo-, pero éste será uno de los mejores, y el más funcional de Europa. Es un orgullo para la Comunitat contar con un centro de estas características», comentó al respecto Montesinos, vinculado a él desde los siete años.

Un futuro de danza y arte dramático«La crisis es mala para todos. De hecho, hoy en día no podríamos haberlo construido», El director del Conservatorio respiraba ayer aliviado por la puesta en marcha del centro. Unas instalaciones que en el futuro podrían albergar, «con algunas reformas», la escuela de arte dramático y de danza que actualmente imparten clases en aulas provisionales. Más de tres años de obras y casi catorce millones de euros de presupuesto han permitido dar luz verde al que busca ser referencia europea.