ANÁLISIS La chatarra espacial un peligro real

La Razón
La RazónLa Razón

¿Qué amenaza oculta la basura que deambula por el espacio?
–Esta chatarra constituye un material muy peligroso, porque la partícula más pequeña, con tan sólo un milímetro de diámetro, puede crear un agujero en una nave o en la Estación Espacial Internacional (EEI). Esta hendidura puede destruir la instalación térmica de la nave. Es decir, que puede causar daños irreversibles ya que este sistema controla el oxígeno que hay en el interior. Si funciona incorrectamente, los astronautas que viven dentro pueden sufrir muchos problemas. Además, es muy difícil dar con la hendidura y eso puede complicar su reparación.

¿De qué está compuesta la chatarra espacial?
–Son piezas de satélites muertos, de cohetes, de motores e incluso videocámaras. Los astronautas, cuando salen al espacio, sueltan cosas que ya no pueden recuperar. Esta basura está formada por todos los restos que hemos ido dejando a lo largo de los cincuenta años que llevamos viajando al espacio. Es muy difícil calcular su movimiento porque la cantidad es inmensa. Además, cambia habitualmente de órbita y muchas veces cae a la Tierrra. Existe una interacción entre la basura y la Estación Espacial Internacional, por eso sólo se puede calcular su movimiento en un periodo muy corto de tiempo.

¿Se ha dado algo parecido antes?
No. Siempre se ha barajado la posibilidad de que ocurra una colisión porque la basura se encuentra a la misma altura que la mayoría de nuestros satélites y que la Estación Espacial Internacional, es decir, entre 150 y 300 kilómeros de la Tierra. El incremento de la preocupación por esta masa está ayudando a crear un programa conjunto con los científicos rusos para intentar hacer previsiones más ajustadas. Se quieren instalar telescopios ópticos para hacer seguimiento de esta basura, porque hasta ahora no se estaba haciendo de forma seria e insistente.