Aguirre barre del mapa a Tomás Gómez

El PP gobierna en 139 municipios y el PSOE sólo en 20

Ayer, a Esperanza Aguirre se le acumuló el trabajo. Quiso acompañar a sus nuevos alcaldes en cuatro municipio mientras que Tomás Gómez sólo acudió a la de Fuenlabrada
Ayer, a Esperanza Aguirre se le acumuló el trabajo. Quiso acompañar a sus nuevos alcaldes en cuatro municipio mientras que Tomás Gómez sólo acudió a la de Fuenlabrada

Madrid- Fue el día de puesta de largo. La voluntad de la mayoría los madrileños –según «dijeron» las urnas hace 21 días– se hizo ayer realidad y en 139 localidades de las 179 que hay en la Comunidad gobierna un alcalde del PP. No hubo grandes sorpresas en las sesiones de investidura y sí momentos para la historia. El cambio más significativo en la región se produjo en el clásico «cinturón rojo» que, salvo las localidades de Fuenlabrada y Parla, donde han mantenido la alcaldía tras pactar con IU, el resto de grandes localidades que hasta ahora eran bastiones socialistas se han «teñido» de azul. De hecho, el PSOE sólo gobierna en 20 localidades madrileñas.
Los populares entraron ayer en los despachos de alcaldía del 77 por ciento de los municipios de la Comunidad y logrado arrebatar al PSOE municipios como Getafe, Alcorcón, Aranjuez, Leganés, Collado Villalba o Pinto. Pero la gran «joya de la corona» perdida fue Getafe.
Ayer, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, quiso estar presente en las sesiones de investidura de los municipios más importantes. Comenzó por Móstoles, donde el popular Esteban Parro gobierna por mayoría absoluta desde hace tres legislaturas. Más tarde fue a Getafe, y Alcorcón y, ya por la tarde, quiso acompañar a Agustín Juárez, el «popular» que logró arrebatar la alcaldía de Collado Villalba al socialista José Pablo González. Frente a esta «tourné» por sus nuevos feudos su homólogo en el PSOE, Tomás Gómez, prefirió ir sobre seguro y acudir solo a la toma de posesión de Manuel Robles en Fuenlabrada.
El pasado 22-M, los ciudadanos entregaron a la formación dirigida por Aguirre la mayoría para gobernar en 147 localidades. Un total de 109 candidatos del PP obtuvieron mayoría absoluta en sus municipios y 25 alzaron ayer los bastones de mando de sus localidades por mayorías simples. Sólo en seis casos, los de Aldea del Fresno, Cercedilla, Paracuellos del Jarama, Torres de la Alameda, Valdemorillo y Villaviciosa de Odón, han alcanzado la alcaldía gracias a acuerdos con otros partidos
Explicaciones el lunes
En el otro lado de la balanza política madrileña se ha quedado un mermado partido socialista al que los plenos de investidura han dejado a una diferencia de 119 alcaldías del Partido Popular. «Es verdad que el PSOE podría tener diez alcaldías más y no las tiene, pero ya haremos las valoraciones a partir del lunes», aseguraba ayer tras presenciar la constitución del Ayuntamiento de la capital el secretario general del PSM, Tomás Gómez.
Lo tendrá complicado el líder de los socialistas, que tendrá que explicar la necesidad de un pacto en localidades como Parla –en las que hasta ahora la mayoría de su formación era absoluta y que ahora forma ya gobierno con ediles de Izquierda Unida– o Fuenlabrada, municipio que los socialistas «venden» como su feudo indiscutible pero en el que Robles ha tenido también que contar con la ayuda de los ediles de IU. Fuenlabrada y Parla, junto a San Martín de Valdeiglesias, Manzanares del Real o Rascafría son los municipios más importantes de los que gobernarán alcaldes del PSOE los próximos cuatro años.
Izquierda Unida, con cuatro alcaldías (Rivas y San Fernando, entre ellas) y varios partidos independientes, como en el caso de Torrelodones, con las 16 restantes, completan el mapa de gobiernos municipales de la Comunidad de Madrid que en esta ocasión los ciudadanos han querido teñir mayoritariamente del color azul del PP.