Abejas rechaza que el consejo controle la comisión de control de Caja Madrid

El presidente de la Comisión de Control de Caja Madrid, Pablo Abejas, convocará próximamente una reunión de este organismo "de forma ordinaria", al entender que el Consejo de Administración de la entidad no tiene potestad sobre este organismo independiente ni puede decidir qué trata en sus reuniones.
Así lo señalaron a EFE fuentes cercanas a la Comisión de Control, que enfatizaron que "el consejo de administración no tiene potestad para convocar a este órgano de forma extraordinaria"con un orden del día establecido", después de que el Consejo aprobase hoy la convocatoria "inmediata"de una reunión, en la que se podría destituir a Abejas, persona de confianza de Esperanza Aguirre.
Abejas ha enviado hoy a la consejería de Economía y Hacienda de Madrid una carta en la que manifiesta su discrepancia con lo aprobado hoy por el consejo, mientras que este departamento "en una primera valoración"considera que la protesta está razonada y no existe potestad para una convocatoria extraordinaria, ni para fijar el orden del día de la reunión.
Según el consejo, la reunión de la Comisión de Control -aprobada por 14 votos a favor, 4 en contra y 3 abstenciones- habrá de celebrarse "a partir de las 72 horas siguientes a la notificación de este acuerdo"a los integrantes de la misma y su presidente será el encargado de convocarla.
En caso de que Abejas no la convocara en esos plazos, habría que celebrar una Asamblea Extraordinaria que debatiera el asunto.
Además de la propuesta de cese del presidente de la Comisión de Control, Pablo Abejas, y el nombramiento de su sustituto, cuyo nombre no revelaron las fuentes, en el orden del día de la reunión figura la "lectura y aprobación del acta de Comisión, de acuerdo con lo solicitado por siete miembros de la Comisión de Control en carta dirigida a su presidente con fecha 26 de diciembre de 2008".
La elección de un nuevo presidente de la Comisión de Control de Caja Madrid en sustitución de Abejas serviría para desbloquear el proceso de renovación de la asamblea de la entidad.