Acusan a Hizbulá de estar tras el magnicidio de Rafic Hariri

A nadie le sorprende que se utilice el tribunal de la ONU para juzgar a los culpables del magnicidio del ex primer ministro Rafic Hariri en la campaña electoral del Líbano. Sin embargo, a muchos dejó con la boca abierta la información divulgada ayer por el semanario alemán «Der Spiegel», en la que se acusa a Hizbulá del asesinato de Hariri y no a los servicios secretos sirios. A dos semanas de que se celebren los cruciales comicios, la imputación directa a la milicia chií podría provocar una crisis política.

Según «Der Spiegel», que cita una fuente cercana a la investigación, la reciente liberación de los cuatro generales prosirios, detenidos como sospechosos del crimen y que llevaban más de tres años presos en una cárcel libanesa, prueba que un comando especial chií fue el autor real.

Las pruebas sobre la autoría las aportaron las fuerzas de seguridad a las órdenes del capitán Wissam Eid, que no concluyó sus investigaciones, tras morir en un atentado, junto a otras tres personas, en enero de 2008.

Esa unidad logró identificar ocho teléfonos móviles, comprados el mismo día en Trípoli, activados seis semanas antes del atentado y que, con la excepción de uno, nunca volvieron a ser utilizados tras el crimen.

El semanario alemán detalló que ocho móviles, calificados como «el primer círculo del infierno» por los investigadores, fueron utilizados exclusivamente para comunicarse entre sí por los miembros del comando que planeó y ejecutó el magnicidio.

La trama se descubrió porque uno de los terroristas, identificado como Abd al Maschid Ghamlusch, cometió la imprudencia de llamar a su novia con uno de los móviles. También se identificó al cerebro de la operación, el comandante Hadsch Salim, que dirige una «unidad secreta especial operativa», que está a las órdenes directas de Hasan Nasrala. Tel Aviv no tardó en reaccionar y el ministro israelí de Asuntos Exteriores, Avigdor Lieberman, pidió ayer que se emita una orden internacional de busca y captura del líder de Hizbulá.