Libros

Agatha Christie tiene sucesora

Una madre sale de casa y cuando regresa ve que alguien le ha cambiado a su bebé. Sophie Hannah apuesta por el misterio.

Agatha Christie tiene sucesora
Agatha Christie tiene sucesora

Cuando la escritora Sophie Hannah tuvo su primera hija, le dijo a la comadrona que le devolviese a su bebé, que ésta aguantaba en brazos. La respuesta de la comadrona la dejó petrificada, aquel no era su hijo, y señaló a otro de los bebés que había en la sala. Hannah se fijó en las dos criaturas y descubrió acongojada que para ella eran exactamente iguales. Confundida, sintió el mismo instinto materno por ambos y no supo lo que hacer. La historia de una madre que afirma que le han cambiado a su hijo recién nacido por otro le vino al instante a la cabeza y sonrió.La editorial Duomo publica su primera novela, «No es mi hija», inicio de una serie de historias de misterio que la han llevado a ser considerada el relevo moderno de Agatha Christie. «Es mi escritora favorita, construye como nadie la intriga, aunque yo voy un poco más allá, no me interesa resolver un asesinato, sino plantear un misterio en aparencia sin resolución», afirmó ayer Hannah.En «No es mi hija», Alice Fancourt, una madre primeriza, denuncia a la policía que alguien ha cambiado su bebé por otro. A partir de aquí el misterio no dejará de crecer hasta que los policías tengan que poner todo su ingenio para resolver el caso. «La vida es un misterio, nunca estás seguro de lo que piensan los demás y no sabes qué pasará mañana. Las novelas tienen que reflejar esta incredulidad», asegura la autora.Desde que su madre la dejó leer las novelas de «Los siete secretos», de Enid Blyton, supo que quería ser escritora. Después, Daphne de Maurier y Ruth Rendell acabarían de marcar su vocación. Tras cuatro novelas publicadas, 600.000 libros vendidos y dos series de misterio para la ITV y la BBC inglesas, está claro que no se equivocó. «Me encanta la lógica de los desequilibrados», reconoce.