Qué se lleva en la alfombra roja: descubrimos las tendencias de la trastienda de Cannes

Qué se lleva en la alfombra roja
Qué se lleva en la alfombra roja

En la séptima planta del Hotel Martínez se amontonan las estrellas. Todas hacen cola para que el gurú del maquillaje, James Kaliardos, ponga a punto sus rostros para deslumbrar en la alfombra roja, en los majestuosos yates y en las sonadísimas fiestas a pie de playa. Nos encontramos en el Festival de Cannes, y, en cuestión de bellezas, no hay recesión que valga. La Croissete, bahía del «glamour» de la localidad francesa, recibe hasta el día 24 a celebridades deseosas de probar las nuevas bases alisadoras de la textura cutánea o la fusión de sombras que sólo este maestro del make-up consigue.

L'Oréal Paris, firma a la que representa, lleva 12 años como patrocinador oficial del segundo festival más chic del séptimo arte después de los Óscar. En sus manos o en la de sus maquilladores fetiche se ponen Eva Longoria, incondicional del autobronceador; Milla Jovovich, de las sombras oscuras; Diane Kruger, del «blush» pastel; Beyoncé, de las barras de labios de efecto nude (o desnudo); Penélope Cruz, de la máscara de pestañas con mililitros de negro «eyeliner», afición que comparte con Elizabeth Banks, cuyo «look» a lo Marilyn trae cola. Elsa Pataky, con make up discreto y cabello suelto, confirmó la teoría de los estilistas: de día, cara lavada y Carmex en los labios; por la noche, ojos enfatizados en negro y poco más.

Técnicas chinasLos preparativos resultan fundamentales. Primero, hay que fichar en el spa del hotel Mas Candille, donde Shiseido realiza tratamientos basados en técnicas tradicionales chinas. Ya en faena, «la piel ha de estar hidratada y lisa, porque los focos lo captan todo», dice Kaliardos, seguido de protección contra los rayos UVA, que no perdonan ni en costas de tan elevado caché. Base perfeccionadora, polvos de sol y corrector permiten atrapar ese «glow» o halo creador de mitos. «Al estar a pie de playa, el maquillaje debe ser muy suave.

Durante el día me centro en la boca, con gloss, máscara de pestañas y ¿blush¿. Por la tarde y la noche, cuando empiezan los estrenos, debemos buscar un estilo más sofisticado. El negro es el aliado, pero también el azul oscuro, verde, gris... Los ojos son los protagonistas casi siempre, pero nunca hay que resaltarlos a la vez que los labios». En el caso de Elizabeth Banks, «el rubio de su cabello con el rojo del vestido hacía una combinación perfecta. Haberle puesto unos labios rojos habría sido un error, por eso me centré en su mirada con Khôl azul y lo difuminé por el párpado hacia el exterior del ojo para ese look diva años 50».

Otra estrella con brillo es la «perdida» Evangeline Lilly: «Marqué mucho el contorno de sus ojos felinos con eyeliner. Basta con seguir la línea del ojo, incluyendo el lacrimal». Un equipo de 25 personas ilumina sonrisas y miradas bajo los focos, pero no son los únicos. A juego con el maquillaje y el estilismo está el peinado, que diseña Dessange.

Recogidos «vintage»Este año se imponen las melenas sueltas de efecto despeinado o semirecogidas, como la de Pe. Aunque para reivindicar el «glamour» más clásico, Aishwarya Rai se pasea con un moño alto; Banks impresiona con ondas al agua; y Eva Longoria prefiriere el pelo suelto con brillo en spray o sérum. «Es como deben lucir los sueltos; en cambio, los recogidos piden fijación extra en spray», explica Eduardo Sánchez, director de Dessange Paris en Madrid. Durante el día, es tendencia llevarlo suelto y, por la noche, sujeto sin tiranteces.

«En estas citas, los peinados son personalizados y se tiene en cuenta el vestido y las joyas. Si el vestido es simple, se opta por un peinado complejo, y al contrario. Se llevan los recogidos ¿vintage¿, al estilo Hollywood, con ondas, retirados del rostro y románticos. También las actrices utilizan mucho las extensiones», añade Sánchez. Aunque en la ciudad francesa no abundan las interminables melenas «king size», sino tamaño L, un básico de la temporada.