Chacón culpa a la «crisis» de la salida de dos aliados del cuartel de la OTAN en Rota

La ministra de Defensa, Carme Chacón, alegó ayer que la marcha de los aliados alemanes y daneses del cuartel marítimo de la OTAN en Rota (Cádiz), adelantado ayer por LA RAZÓN, se debe a «motivos plenamente económicos por la crisis», y aseguró que mantiene con ellos un diálogo fluido. La baja actividad que se registra en estas instalaciones –entre otros motivos por la agenda diseñada por la Organización del Atlántico Norte que apenas prevé movimiento– han motivado una fuga de oficiales extranjeros. Y esgrimen para ello la «disponibilidad de sus efectivos».

 

Este nuevo abandono de tropas se suma al del cuartel de Bétera (Valencia), del que ya informó este periódico el 22 de marzo. En este caso se trató de una respuesta a la decisión del Ejecutivo de Zapatero de no desplegarlo cuando le correspondía al frente de la misión en Afganistán por el elevado coste que suponía. Sin embargo, la ministra de Defensa dijo ayer que «trabajan para que exista plena operatividad». Y lo afirmó en Bruselas, donde los 27 abogaron por «ampliar» el radio de acción de la «operación Atalanta» contra la piratería en Somalia.

 

Pero desde el PP hay una visión diferente. Según Beatriz Rodríguez Salmones, portavoz de los populares en la Comisión de Defensa, la pérdida es «un hecho de máxima gravedad» que demuestra «una falta de compromiso e identificación con la OTAN». Y es que, recordó, hay un precedente en el que el sistema de vigilancia aérea de la Alianza Atlántica iba a tener como base Zaragoza y, finalmente, fue llevado a Sicilia porque, según indicó, «España minimizó el alcance para que no se implantara aquí». Por ello, el PP registró varias preguntas al Gobierno para esclarecer la marcha de las tropas.