Chávez «calienta» su cita con el Príncipe

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

CARACAS- El juego del ratón y el gato. El príncipe Felipe tendrá que lidiar hoy con una de las tareas más difíciles como sustituto del Rey. Durante la toma de posesión de Cristina Kirchner en Argentina, el presidente venezolano Hugo Chávez «buscará las cosquillas» del representante español. Intentará el encuentro o el desencuentro, la foto, mientras que el príncipe esquivará al mandatario. Desde que en la pasada Cumbre de Iberoamérica, el Rey sentase en su sitio a Chávez con la mítica frase «por qué no te callas», el mandatario busca la revancha y alimenta el morbo.

El miércoles pasado, en una rueda de prensa con motivo del referéndum constitucional de Venezuela, Chávez anunció a LA RAZÓN un mensaje con sello de la Casa Real. «He recibido una carta del Rey. No son disculpas sino reflexiones. Pero es un paso positivo. El ministerio de Exteriores español me ha anunciado que el Príncipe de España trae un mensaje del Rey para mí». Poco después anunciaba el encuentro.

Tras un primer desmentido de la Casa Real y Exteriores, el Ministerio informó de que Moratinos había trasladado el martes la felicitación «en nombre del Gobierno y el Rey» al embajador venezolano en España y anunció un «posible encuentro informal» en el que podrían intercambiar impresiones sobre el referéndum y la relación bilateral.

Sin embargo, el viernes, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, indicó que la única previsión que existía era que, si Chávez finalmente asiste a esos actos, pueda haber un «saludo protocolario» entre ambos, sin mayor implicación.

Ante el creciente desconcierto, el Gobierno venezolano pidió ayer al Ejecutivo español una aclaración respecto a las versiones contradictorias sobre el posible encuentro entre Hugo Chávez y Don Felipe.

En una nota del Ministerio de Relaciones Exteriores, el Gobierno venezolano «expresa su extrañeza ante el comunicado emitido por la Casa Real Española, relativo al encuentro, cuyo contenido denota, a juicio del Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, una actitud poco seria que resta credibilidad al Gobierno del Reino de España».

El comunicado añade que las referencias a una reunión entre ambos surgieron de «un mensaje transmitido por el ministro de Exteriores Español al Embajador Venezolano ante el Reino de España». «En este sentido, el Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela cree necesaria una aclaratoria contundente, en vista de que el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez Frías, saludó públicamente lo que, en su momento, interpretó como un gesto positivo», añade la nota.

Desde Lisboa, donde participa en la cumbre UE-África, Moratinos, rechazó de nuevo que haya diferencias entre las versiones difundidas y explicó que en una toma de posesión como la de la capital argentina hay saludos o encuentros informales y protocolarios. «No estaré yo en Buenos Aires y no sé cómo se producirá, pero es una cuestión normal que siempre tiene lugar en el entorno de estas cumbres», añadió, e insistió en el deseo de España de que se normalicen las relaciones.

Sin embargo para el PP las aclaraciones llegan tarde. El secretario de Relaciones Internacionales popular, Jorge Moragas, declaró ayer que el ministro ha «metido la pata» al hablar de la posibilidad del encuentro entre el Príncipe y el presidente venezolano.
«Moratinos tiene un especial talento para meter la pata» aseguró Moragas, que recriminó al ministro el uso erróneo de los «símbolos fundamentales» de la democracia española, según la Constitución, y recalcó que los «errores imperdonables» del Gobierno socialista están afectando directamente a la institución monárquica.