Chrysler lanzará su primer coche eléctrico en 2010

El fabricante estadounidense de automóviles Chrysler, propiedad del fondo de inversión Cerberus Capital, tiene previsto lanzar su primer vehículo eléctrico en 2010 y espera contar con tres modelos eléctricos adicionales en 2013, fecha en la que prevé haber alcanzado unas ventas mundiales de coches eléctricos de 500.000 unidades, informó hoy la compañía, con motivo de la celebración del Salón Internacional del Automóvil de Detroit.
La firma indicó que su cartera de productos eléctricos se está incrementando progresivamente en los últimos tiempos, con el fin de poner en marcha vehículos de sus marcas Chrysler, Jeep y Dodge con menores emisiones de CO2 y con unos consumos de combustible más reducidos.
Chrysler explicó que la presentación en el Salón de Detroit de tres coches de concepto eléctricos, pone de manifiesto su intención de contar con una amplia gama de este tipo de automóviles en el futuro, tanto híbridos, como completamente eléctricos.
La firma indicó que su primer modelo eléctrico se lanzará en Estados Unidos en 2010 y posteriormente llegará al mercado europeo, mientras que en 2013 llegarán "al menos"tres nuevos vehículos eléctricos.
La compañía automovilística ha presentado en el Salón de Detroit su nuevo prototipo Chrysler 200C EV, así como el Jeep Patriot que combina un motor eléctrico con autonomía extendida con las prestaciones de un todoterreno. Asimismo, la marca Dodge ha mostrado el nuevo prototipo Circuit EV, también con autonomía extendida.

Londres-Tombuctú
Un equipo de exploradores británicos, liderados por Neil Laughton, se embarcarán a partir de mañana, miércoles, en una extraordinaria ruta Londres-Tombuctú a bordo del "Parajet Skycar", un "coche volador"que funciona con biocombustible.
La expedición es pionera en la historia de la aviación con este tipo de vehículo, que vuela como una aeronave y permite la conducción por carretera como si fuera un automóvil.
El equipo de aventureros viajará atravesando el desierto del Sahara hasta llegar a Tombuctú (Mali).
Con este viaje, que durará más de seis semanas, el equipo pretende recaudar unas 100.000 libras (111.700 euros) en concepto de patrocinios y esa cantidad se destinará a varias organizaciones benéficas mundiales, entre las que figura un orfanato africano.
La presentación del proyecto, que ya se intentó llevar a cabo en los 60, se celebra hoy en Londres.
Cuando se pilota en el aire, el "coche volador", que tiene cuatro ruedas y una especie de paracaídas, puede alcanzar una velocidad máxima de 110 kilómetros por hora, mientras que cuando se conduce por carretera puede ponerse en 180 kilómetros por hora.