Cuanto más inteligentes mejor esperma

Un estudio del Instituto de Psiquiatría de la Universidad King´s College (Londres), ha llegado a la conclusión de que los hombres con mayor coeficiente intelectual producen mejores espermatozoides 

Aunque los hombres intenten ejercitar su mente no podrán mejorar la calidad
Aunque los hombres intenten ejercitar su mente no podrán mejorar la calidad

Mente sana, esperma de calidad. Un estudio del Instituto de Psiquiatría de la Universidad King´s College de Londres, ha llegado a la conclusión de que los hombres con mayor coeficiente intelectual producen más y mejores espermatozoides. «Están mejor dotados para iniciar una familia que los intelectualmente inferiores», señala el informe. La investigación, publicada en la revista «Intelligence», analizó los datos de un total de 425 veteranos del Ejército de Estado Unidos que habían donado muestras de esperma en 1985 como parte de los innumerables estudios médicos y de inteligencia realizados en Vietnam, Alemania o Corea.


Hasta la fecha, los científicos habían señalado el estilo de vida como punto de unión entre inteligencia y salud. Según las primeras teorías (ya sin valor) las personas más brillantes eran menos propensas a fumar y más conscientes de hacer ejercicio, pero nada de ésto explica la calidad del semen. «El recuento de espermas fue mayor en los de elevado coeficiente, así como la concentración y su habilidad para moverse», matiza la investigación. Rosalind Arden, una de las expertas que participó en el estudio, asegura que este hallazgo no podría ser explicado por factores que pudieron afectar la salud, como la bebida o la obesidad.


Pero las ventajas no quedan ahí. Tras encontrar la asociación que indicaba que los hombres más brillantes tenían mejor esperma, los científicos también coincidieron en que la inteligencia está relacionada con aspectos como la longevidad. El argumento que defiende el artículo es que los genes subyacentes a la inteligencia pueden tener efectos biológicos. Por lo tanto, las pequeñas mutaciones responsables de que un hombre tenga mayor coeficiente intelectual que otro perjudican otras características, como la calidad. Las personas con sólidos genes cuentan con lo que el estudio denomina «factor de fitness»: sano e inteligente. «No significa que quienes prefieren la Play antes que Platón tengan un esperma peor: la relación que encontramos fue marginal», matiza la doctora. La pregunta es: ¿si un hombre ejercita su mente podría mejorar la calidad de su semen? La respuesta es «no». Según Allan Pacey, experto en fertilidad de la Universidad de Sheffield, la relación está en la gestación. Dentro del vientre materno se desarrollan el cerebro y los testículos. «La conexión está ahí, por lo que no sugerimos que ya en la vida adulta uno se ponga a hacer Sudoku para estimular de alguna manera más espermatozoides», matiza el especialista. Pacey añade que la mejora en la calidad en los inteligentes observada en el estudio es «pequeña», por lo que es «poco probable» que tenga un gran impacto sobre «la capacidad para concebir».