De Juana: «El pasado es el pasado»

De Juana asegura a un diario irlandés que regresará a España si se decreta su extradición. «ETA no puede decirme qué hacer», afirma

De Juana: «El pasado es el pasado»
De Juana: «El pasado es el pasado»

MADRID- «Repito: fui condenado y cumplí mi condena, el pasado es el pasado. Quiero vivir en el presente, rehacer mi vida con mi mujer y mirar al futuro. Lo que siento o no siento, mis experiencias, forman parte de ese pasado, que no quiero abordar en público». Así le contesta a un periodista del rotativo «The Irish Times» el hombre que asesinó a sangre fría a 25 personas cuando le insta a pedir perdón a sus víctimas. José Ignacio de Juana Chaos se despachaba así en una entrevista, en la que asegura que se presentará ante la Justicia española si las autoridades judiciales del Reino Unido decretan su extradición. «Si me ordenan que vuelva a España, iré», dice. El etarra niega ser el autor de una carta leída durante el homenaje que se le rindió en agosto en San Sebastián. Además, sostiene que la propia ETA quiere que lo reconozca, ya que negar su autenticidad equivaldría a negar la validez de la lucha armada. «Ya no soy miembro de ETA y ETA no puede decirme qué hacer y qué no hacer». «Para juzgarme por eso –continúa–, debería saber qué pasó realmente (durante el homenaje). No lo sabe ni el juez español. No se ha presentado ninguna carta en los tribunales. Sabemos que existe por un artículo de prensa». El ex miembro del «comando Madrid» comenta además el reciente rebrote de la violencia en Irlanda del Norte y sostiene que «el pueblo irlandés debe resolver sus diferencias en paz y a través de la negociación».Preguntado por la posibilidad de que ETA abandone las armas se muestra evasivo, pero insiste en que la situación mejoraría si el Gobierno reconociese el derecho a la autodeterminación del País Vasco. «Si el País Vasco pudiese decidir libremente su futuro, ya no habría conflicto», asegura.

Las víctimas, el «espejo que no engaña»Las víctimas del terrorismo recordaron ayer que son «el espejo que no engaña y que muestra las consecuencias más dramáticas». Estas palabras de Josu Elespe, hijo del teniente alcalde de Lasarte-Oria asesinado por ETA, resume el sentimiento de todas. Sesenta víctimas, entre ellas Sandra Carrasco –en la imagen–, hija del socialista Isaías Carrasco, asesinado en Mondragón, participaron en el homenaje que les tributaban las Juntas Generales de Guipúzcoa.