De la Vega rectifica a Moratinos

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

madrid- El Gobierno enmendó ayer una vez más la plana al ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos. En esta ocasión, la encargada de hacerlo fue la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega. Al término del Consejo de Ministros y en una breve comparecencia ante los medios de comunicación, la portavoz del Ejecutivo redujo a un simple «saludo protocolario» la «reunión informal» que preparaba el jefe de la diplomacia española entre el Príncipe de Asturias y el presidente de Venezuela, Hugo Chávez.

Este encuentro fortuito se podría producir en la toma de posesión de la presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, el próximo lunes en Buenos Aires. De la Vega puntualizó que este saludo no se materializará a petición de nadie, ya que simplemente se tratará de éso, de un acto «protocolario».

De esta manera, el Ejecutivo dio marcha atrás en la decisión de Moratinos de mediar con Chávez para que se reúna con el Príncipe, un día después de que la Casa del Rey negara esta posibilidad. El propio ministro telefoneó el martes pasado al embajador de Venezuela en Madrid para transmitirle las felicitaciones del Gobierno español por el buen desarrollo del referéndum sobre la reforma constitucional celebrado el pasado domingo.

Y dejó constancia de que es «muy posible y probable» que el Príncipe Felipe pueda celebrar una reunión informal el 10 de diciembre con el presidente venezolano. Encuentro, por otra parte, desmentido por la Casa del Rey. Además, Moratinos expresó el deseo del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero de normalizar cuanto antes las relaciones con Caracas, después del incidente entre el Rey y Chávez en la última Cumbre Iberoamericana.

El líder venezolano aseguró este miércoles que se le había pedido una audiencia para el Príncipe. La confirmación de los hechos por Exteriores fue posterior a sus declaraciones. Según el relato del mandatario venezolano, Don Felipe le haría entrega de un mensaje personal del Rey. Mensaje que Chávez espera en forma de disculpas desde que Don Juan Carlos lo mandara callar en la Cumbre Iberoamericana.

Acto seguido, el mandatario venezolano expresó su aprecio por el Príncipe de Asturias. «Naturalmente que le recibiré, tengo buena relación con él. Es un caballero». Días antes, Chávez había anunciado que había recibido mensajes del Monarca español. Con este nuevo fracaso de la diplomacia española, las relaciones entre España y Venezuela permanecen estancadas. No obstante, en La Moncloa confían en que Chávez entre en razón y se dé por safisfecho con un «saludo protocolario» con el Príncipe de Asturias.