Infiltrados en Buckingham

Dos periodistas se cuelan en el Palacio de Backingham tras sobornar al chófer de Isabel II
Dos periodistas se cuelan en el Palacio de Backingham tras sobornar al chófer de Isabel II

Los responsables de la seguridad de la Reina de Inglaterra han vuelto a quedar en ridículo. Dos reporteros de «The News of The World» entraron hace unos días tan anchos en la residencia de la Reina Isabel II en Londres y lograron pasar las barreras de seguridad al identificarse como unos acaudalados empresarios de Oriente Medio y sobornar a un chófer de la Casa Real por 1.137 euros, que ha sido suspendido de su empleo mientras se investiga el caso. Al parecer, los dos periodistas se pusieron en contacto con el conductor, Brian Sirjusingh, a través de su amante, una prostituta lituana con quien, supuestamente, se ve a menudo en su alojamiento de Buckingham, explica el tabloide. IrresponsabilidadEl chófer, quien no ha transportado nunca a la Reina, les permitió entrar en los terrenos reales el pasado viernes sin previos controles de seguridad, les dejó ver la flota de automóviles y hasta sentarse en un Bentley usado para llevar a Isabel II en compromisos de Estado, asegura el periódico sensacionalista. De ahí que «News of the World» denuncie que la irresponsabilidad del trabajador podría haber sido fatal en caso de que los periodistas hubieran sido terroristas, ya que tuvieron tiempo de examinar los coches, apuntar matrículas e, incluso, hubieran podido insertar artefactos explosivos. Por eso, fuentes de Buckingham han afirmado que investigarán los hechos, mientras que la Policía también se pondrá en contacto con Palacio para examinar las medidas de seguridad.