El Banco de España interviene CCM tras fracasar la fusión con Unicaja

La vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, y Pedro Solbes, ayer en Moncloa
La vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, y Pedro Solbes, ayer en Moncloa

Madrid- El Gobierno anunció ayer el Decreto-Ley aprobado por el Consejo de Ministros tras el acuerdo alcanzado por el Banco de España y Caja Castilla-La Mancha (CCM). El supervisor bancario tomó el sábado la decisión de intervenir la entidad castellano-manchega para asegurar su funcionamiento futuro, la primera operación de este tipo que se produce en los últimos 16 años, concretamente desde la renombrada intervención de Banesto en el año 1993.La intervención anunciada ayer está amparada por el artículo 31 de la Ley de Disciplina e Intervención de las Entidades de Crédito, que establece que «únicamente cuando una entidad de crédito se encuentre en una situación de excepcional gravedad que ponga en peligro la efectividad de sus recursos propios o su estabilidad, liquidez o solvencia, podrá acordarse la intervención de la misma o la sustitución provisional de sus órganos de administración o dirección».El vicepresidente segundo y ministro de Economía, Pedro Solbes, destacó ayer en rueda de prensa que el Banco de España pone a disposición de CCM un aval del Tesoro de hasta 9.000 millones de euros para asegurar la viabilidad de la entidad, pero descartó la posibilidad de alcanzar esta cifra por «excesiva». El Ejecutivo prevé que serán necesarios «entre 2.000 y 3.000 millones» para sanear las cuentas de CCM.Solbes, que estuvo acompañado por la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, señaló que CCM «es una entidad solvente que no tiene un agujero financiero en sus cuentas», que «operará con absoluta normalidad» y que «va a responder ante sus clientes». El vicepresidente segundo apeló a la «tranquilidad de depositantes y acreedores» que podrán disponer de su dinero con «normalidad». El Fondo de Garantía de Depósitos asegura hasta 100.000 euros por cada cliente de la entidad, que comenzó a sufrir problemas de liquidez el año pasado.El importe de las garantías que el Tesoro otorgará al Banco de España para la inyección de fondos por importe máximo de 9.000 millones con el fin de garantizar la liquidez de CCM se imputará a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2009. Sin embargo, en caso de una eventual ejecución del aval, el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) de las cajas de ahorros deberá sufragar una parte, según informó ayer Ep.La intervención de CCM, que Solbes calificó como un «hecho aislado», se produce después de que la entidad, que «tiene un patrimonio neto positivo», agotara todas las posibilidades en el ámbito privado, concretamente mediante conversaciones encaminadas a una posible fusión con Ibercaja y Unicaja, operaciones ambas que finalmente fracasaron. El vicepresidente segundo del Gobierno priorizó esta vía como la mejor solución para los problemas de liquidez en el sector bancario.Solbes insistió una vez más en la solidez del sistema financiero español, pero reconoció que «nadie es inmune a las dificultades económicas», y aseguró que no hay, en la actualidad, ninguna otra entidad con una situación financiera como la que está atravesando CCM.El vicepresidente segundo del Gobierno dejó abierta la puerta ayer, sin embargo, a nuevas operaciones de rescate de este tipo tras la de CCM, que representa menos del 1% del sistema financiero español, al asegurar que la «solidez del sistema financiero nacional no es incompatible con posibles intervenciones».El Banco de España sustituirá a los gestores de CCM, presidida por Juan Pedro Hernández Moltó, que «tendrán que clarificar las cuentas» de la entidad» y designará a tres administradores para dirigir la gestión de la caja de ahorros manchega, a saber, Jorge Pérez Cerdá, Carlos Miguel Hervás y Raúl Hernández, según anunció ayer Solbes.El vicepresidente segundo insistió en cualquier caso en que la intervención es una «medida preventiva» que busca «minimizar la utilización de recursos públicos» y «evitar otro tipo de problemas».El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, se mostró ayer dispuesto a comparecer en el Congreso de los Diputados para explicar la intervención de CCM. En un comunicado, Fernández Ordóñez destacó la rápida actuación del supervisor «para evitar que el resultado final pudiera resultar muy costoso para el contribuyente».CCM se fundó hace diecisiete años, concretamente en 1992, tras la fusión de las cajas de ahorros de Albacete, Cuenca, Ciudad Real y Toledo. Actualmente cuenta con cerca de 3.000 trabajadores y más de 600 oficinas operativas en su red comercial.Al cierre del pasado ejercicio 2008, la caja de ahorros contaba con créditos concedidos por importe de 19.536 millones de euros y depósitos por valor de 17.265 millones, cantidades garantizadas por el FGD.