El cine español se atreve con Jesucristo

Hasta ahora ninguna producción española había entrado directamente en la vida de Jesús. Pero Emilio Ruiz Barrachina sí lo hará, y no sin polémica, como él mismo ha anunciado. El filme se llamará «El discípulo»

El cine español se atreve con Jesucristo

En inglés, con música flamenca (que escribe Félix Grande) y protagonizada por Joel West («CSI Miami», «Héroes»), en el papel de Jesucristo, Ruth Gabriel, Marisan Berenson, Peter Coyote y Carlos Bardem, que encarna a Judas. Emilio Ruiz Barrachina está acostumbrado a generar polémica. Su anterior trabajo, «La España de la copla», provocaba hace unos días, como ya informó LA RAZÓN, una considerable controversia. Ahora el cineasta vuelve a la misma senda. Así, el viernes presentó, también en el Festival de Málaga, su nuevo y desconcertante proyecto, «El discípulo», en el que pretende ofrecer una visión más histórica y terrenal de Jesucristo y apartarse de su imagen sagrada. «Contaré la historia del verdadero Jesús sin entrar en el tema de la divinidad», añade el director de la primera película española centrada en su figura. El filme, que «dará a conocer al gran público la realidad de un personaje que ha sido capaz de cambiar la historia del mundo», comenzará a rodarse este verano y se estrena en 2010. Hasta entonces no podrá descubrir el público en qué se plasma exactamente la idea de Barrachina. Quien ha estudiado, subraya, el dogma cristiano durante años para realizar esta coproducción española, alemana y estadounidense que contará con un estimable presupuesto: cerca de cinco millones de euros. «La película narrará las tres últimas semanas de vida de Jesús y se completará con un documental titulado "Yo, Jesús 2.0", en el que sí se indagará en la formación del dogma cristiano, la escritura de los Evangelios y los intereses que hubo detrás de toda esta creación literaria y religiosa», indica Barrachina. «El discípulo» muy poco tiene que ver, asegura el realizador, con la notable, impactante cinta realizada por el actor y director Mel Gibson. «No quiero una Pasión así –dice–, porque todos sabemos que no fue esa la manera en que ocurrió. La que voy a grabar será algo más sencillo, bajo la lluvia y en una soledad absoluta». Una buena parte del presupuesto se destinará al rodaje de las escenas de acción, que dirigirá Carlos Gil, como la del Templo de Jerusalén. Sobre algunos de los episodios de la película, Barrachina comenta que Jesucristo murió en la cruz, probablemente, sin apenas gente a su alrededor y que la predicación de las bienaventuranzas jamás pudo hacerse ante la presencia de 5.000 judíos en una gran llanura, «ya que, entre otras cosas, los judíos de esa época no solían reunirse así», al tiempo que deja claro que «no puede ser una historia real al cien por cien». Una lectura crítica«Hemos utilizado el Evangelio de San Marcos y algunos evangelios apócrifos para conducir la película hacia una posición que esté de acuerdo con la Historia, y hemos realizado una lectura muy crítica, analítica y rigurosa de todos ellos», comenta el catedrático Antonio Piñero, asesor de la película. Para la recreación de la atmósfera de la cinta, el profesor, especializado en lengua y literatura del cristianismo primitivo, ha rescatado una serie de manuscritos como los del mar Muerto. Barrachina ha abordado con anterioridad otros trabajos igualmente discutidos, tanto en el cine como en la literatura. Es un experto en acercarse a los asuntos más espinosos, a los que provocan controversia y debate, como fue el caso de «Lorca, el mar deja de moverse», donde incluso establece una nueva hipótesis sobre el asesinato del poeta. Una teoría que levantó opiniones encontradas. En el apartado literario destaca con un libro sobre Franco: «Le ordeno a usted que me quiera» (Lumen), donde cuenta los amores del general, sobre todo, el de Sofía Subirán, su primera novia. Ahora vuelve con un rodaje del que, sin duda, también se hablará. La película se realizará a caballo entre Madrid y diferentes localizaciones de Andalucía. Comenzará en el mes de julio y se prolongará hasta finales de agosto. En el reparto destaca el actor norteamericano Joel West, conocido por su papel en «CSI: Miami» o «Héroes», que se meterá en la piel de Jesucristo; la actriz Ruth Gabriel interpretará a María Magdalena, personaje de cuya existencia tiene dudas Barrachina; Marisa Berenson, que será María, la madre de Jesús, y Carlos Bardem como Judas. «El discípulo» será, «seguro, bastante polémica», repite entre risas el director. «Mostraremos a un Jesús diferente al que estamos acostumbrados a ver en otros filmes. Se aleja del dibujo que ofrecen de él los Evangelios canónicos, por lo que sorprenderá bastante», añade.

 

Sin base científicaEntre las películas controvertidas que han tratado la historia de Jesús destaca «La tumba perdida de Cristo» (en la imagen), producida porJames Cameron. Cultivaba así ese tipo de documentales religiosos norteamericanos sin ninguna base científica ni histórica. El trabajo sostiene que Jesús había mantenido una relación con Magdalena, de quien tuvo un hijo. Se basa supuestamente en un osario encontrado en la ciudad. Otra provocación.