Asia

Condena unánime del Consejo de Seguridad de la ONU a Corea del Norte por el lanzamiento de un cohete

Corea del Norte recibió hoy la condena unánime del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas por el lanzamiento de un cohete de largo alcance la pasada semana, al tiempo que se le pide al país asiático que no repita acciones de ese tipo y refuerza las sanciones en su contra. Con esa condena unánime del Consejo de Seguridad, el máximo órgano de resoluciones de la ONU, se ha dado respuesta a una acción calificada de "provocación"por los países occidentales y que ha costado nueve días de intensas negociaciones entre los países. "Se trata de una decisión positiva. Es más que una declaración, porque afecta al comité de sanciones", dijo el embajador de México ante la ONU, Claude Heller, tras la aprobación de esa declaración por parte del máximo órgano de resoluciones. Heller aseguró que este texto es también una llamada al diálogo y un llamamiento para lograr la paz y la estabilidad en la península de Corea. "El Consejo de Seguridad condena el lanzamiento (de un cohete) por parte de Corea del Norte el 5 de abril de 2009, que supone una contravención de la resolución 1.718", adoptada por ese mismo órgano en octubre de 2006, indica la declaración. La resolución 1.718 fue adoptada por la ONU en octubre de 2006, después de una prueba nuclear norcoreana, y en ella se insta a Pyongyang a suspender las actividades relacionadas con su programa de misiles balísticos y le impone sanciones económicas. Tras la decisión del Consejo, el secretario general de la ONU, el surcoreano Ban Ki-moon, subrayó que esa declaración "envía un mensaje unificado a la comunidad internacional"sobre esa acción norcoreana, de la que sus autoridades aseguran que fue el lanzamiento de un satélite de comunicaciones. Ban añadió que esperaba que, tras esa respuesta, "se incrementen los esfuerzos para resolver los asuntos que afectan a la región, incluyendo la reanudación de las conversaciones a seis y del diálogo intercoreano". La declaración pide que se "retomen cuanto antes"esas estancadas negociaciones entre EEUU, Japón, China, Rusia y las dos Coreas de cara a lograr "la desnuclearización de la península coreana de manera pacífica y manteniendo su paz y estabilidad, así como del noreste de Asia". "Esta declaración le deja claro a Corea del Norte que no puede realizar nuevos lanzamientos y activa también el comité de sanciones de la ONU"contra Pyongyang, subrayó el embajador británico ante el organismo multilateral, John Sawers. Por su parte, la embajadora de EEUU ante la ONU, Susan Rice, afirmó que la respuesta del Consejo a Pyongyang es "firme y sin lugar a dudas condena una contravención de una resolución anterior del Consejo de Seguridad. Es una decisión positiva". Rice agregó que la declaración "deja claro que cualquier futuro lanzamiento será también una contravención o violación de las resoluciones existentes", que agregó que también "permite un sustancial reforzamiento y aumento del régimen de sanciones". Estados Unidos, con el respaldo de Japón, presentó el pasado sábado el proyecto de la declaración aprobada hoy y, aunque tiene menor peso que una resolución, sí era la que Rusia y China, el aliado más cercano a Pyongyang, estaban dispuestos a respaldar. "Es clara y concisa, y también envía el mensaje de que las negociaciones a seis tienen que reanudarse cuanto antes", señaló al término de la reunión del Consejo el embajador de Rusia, Vitaly Churkin. Por su parte, el embajador chino, Zhang Yesui, señaló que se ajustaba a la posición de su país, de hacer un llamamiento para que se cumplan las resoluciones anteriores y para que se reanuden las negociaciones a seis bandas. "Estamos en un momento muy delicado", indicó Yesui, que insistió en que es fundamental la paz y la estabilidad regional. La declaración pide el pleno cumplimiento de todos los aspectos contemplados en la resolución aprobada hace dos años, en una referencia al comité de sanciones de la ONU sobre Corea del Norte, que no se ha reunido desde su creación entonces. Aunque la resolución imponía sanciones a Pyongyang, el comité no se ha reunido en los dos años transcurridos desde su creación por lo que nunca se han designado las empresas norcoreanas sobre las que recaería ese castigo. Ahora se pide al comité que "designe las entidades y bienes"y establezca los pasos necesarios a ese efecto para informar de ello al Consejo el 24 de abril próximo. "Si el Comité no ha actuado (en esa fecha), el Consejo de Seguridad emprenderá las acciones a tomar el 30 de abril de 2009", agrega el texto aprobado.