El Museo Thyssen se abre a las redes sociales con su nueva web

El Museo Thyssen-Bornemisza ha presentado hoy su nueva 'web' en la que ofrece no sólo un cambio de imagen y un mayor contenido, sino también un especial interés en las redes sociales de Internet y en dar la palabra a los internautas como sujetos activos para la interacción con este centro de arte. "Es un elemento, dentro de la política general del museo, que tiene que repercutir en el número de visitantes", ha señalado Guillermo Solana, director artístico del Thyssen, durante la presentación hoy de la nueva 'web' (www.museothyssen.org). En un acto donde estuvo acompañado por Javier Espadas, jefe del departamento tecnológico del museo; y Guillermo Miranda, responsable de la 'web' y de los nuevos medios de este centro de arte. Una página en la que han trabajado durante 2008 y 2009 y que viene a sustituir a la que estaba vigente desde 2005, y que es el fruto de un minucioso estudio de las 'webs' de los museos más importantes del mundo y de datos relevantes como el que en España existen ya 13 millones de usuarios de las redes sociales. Los 100 millones de 'blogs' o los 1.600 millones de internautas en el mundo; el hecho de que Faceboock y Youtube hayan entrado en el 'top 10' de visitas de Internet y que Twitter reciba 9 millones de visitas al mes y crezca a un ritmo del 131 por ciento "dejan claro que lo más importante son los usuarios, lo que ellos quieren aportar contando", apunta Javier Espadas. Por eso "es en este entorno donde se sitúa esta 'web' en la Red", añade Espadas, quien explica que cada trabajador del museo tendrá su perfil profesional en Faceboock y que el museo contará con su propio 'blog', "algo que el Metropolitan o el MoMa ya están haciendo". La nueva 'web' del museo Thyssen-Bornemisza es "de acceso universal", destaca Guillermo Miranda, quien señala que así se garantiza que sea una fuente para la integración de todas las personas con igualdad de oportunidades en el acceso a la información. Como lugar de información, la nueva 'web' renueva los contenidos multimedia en diversos formatos como es el caso de la colección a través del "Mapa del tiempo", donde se compendian ocho siglos de la historia del arte, cada uno de ellos con sus décadas y éstas divididas por años. Y así, cada punto de ese mapa corresponde a una fecha concreta. Otro apartado interesante es el de los contenidos relacionados, donde el usuario podrá partir de una obra o un pintor para encontrar información y datos que guarden relación.