El PSOE abre expedientes informativos a dos consejeros de Caja Madrid

MADRID- El sorprendente resultado al que se llegó el viernes en la reunión de la comisión de control de Caja Madrid y que acabó con la destitución de Pablo Abejas como presidente sigue coleando. Ayer, la dirección del PSOE anunció la apertura de dos expedientes informativos a los consejeros de la caja de ahorros Francisco Pérez y Antonio Romero por no secundar la posición oficial tanto del Partido Socialista de Madrid como de la Ejecutiva Federal. Los socialistas habían exigido a sus representados que «mantuvieran el statu quo oficial en la entidad financiera madrileña para garantizar su estabilidad». Según informa Europa Press, los expedientes se adoptan para conocer «las razones y explicaciones» de Pérez y Romero respecto al motivo por el que incumplieron el criterio adoptado por el PSOE de aplicar la Ley de Cajas aprobada en diciembre pasado por la Asamblea Regional de Madrid. Francisco Pérez, ex jefe de gabinete de Rafael Simancas cuando éste era secretario general del Partido Socialista de Madrid, votó el viernes a favor de la destitución del presidente de la Comisión de control de Caja Madrid, Pablo Abejas, en contra de las directrices marcadas por la dirección del partido. Las explicaciones solicitadas a Antonio Romero estarán vinculadas al motivo por el que votó a favor del proceso de renovación de la cúpula de la entidad financiera abierto por su presidente, Miguel Blesa, cuando tenía que haber votado en contra. Ayer, veinticuatro horas después de conocerse el final del primer asalto a la presidencia de la caja, las reacciones seguían añadiendo polémica. Francisco Granados, consejero de Presidencia, Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid, acusó de «hipócrita» la actitud de los miembros de la Comisión de Control. «Cuando se habla de la independencia de estas personas, creo que es una enorme hipocresía pensar que quien representa a un sindicato o a un ayuntamiento tiene la independencia para, a título personal, hacer lo que le viene en gana», señaló en declaraciones que recoge la agencia Efe. Granados asegura que «los señores que están en los órganos de gobierno de Caja Madrid no han aprobado ninguna oposición ni han sido elegidos por sufragio universal, sino que son personas que estar ahí en representación de diferentes instituciones». La polémica desatada en Caja Madrid fue motivo de comentario por parte de Mariano Rajoy, quien lamentó el espectáculo dado y afirmó que las grandes cajas tienen que ser controladas por el Banco de España y «estar alejadas de la política». La vicepresidenta Fernández de la Vega pidió al líder popular que ponga fin al enfrentamiento entre la Comunidad y el Ayuntamiento.