El R29 se atasca en Mónaco

El R29 se atasca en Mónaco
El R29 se atasca en Mónaco

La undécima plaza que consiguió ayer Fernando Alonso en los entrenamientos libres del Gran Premio de Mónaco no augura un buen fin de semana para el español. El Renault R29 sigue por debajo de sus rivales y no parece que pueda remontar el vuelo fácilmente. Ferrari y McLaren han recuperado la competitividad y por eso Massa, Hamilton y Raikkonen se encuentran en el grupo de favoritos para subir al podio. Hamilton terminó segundo e hizo una predicción para la «pole»: «Espero poder estar entre los cinco mejores». Nico Rosberg fue el más rápido, pero eso es lo habitual durante las primeras sesiones en todos los Grandes Premios. Cuando llega la hora de la verdad, quizás le tiembla el pulso para lograr la «pole». Y, por supuesto, los Brawn GP no faltaron en las primeras posiciones. «Los Brawn siguen siendo favoritos aquí, pero hemos visto que Ferrari y McLaren también van bien», aseguró Alonso. En Renault las cosas son distintas. Alonso terminó lejos de la cabeza y con muchos problemas de tracción en su monoplaza. El asturiano se muestra muy veloz en el sector 1 y el 3, que son los más rápidos. En esta parte del circuito apenas cede un par de décimas; pero en la zona 2, donde están las curvas más lentas y el coche necesita mucha capacidad de aceleración, el R29 falla estrepitosamente. Alonso se deja en esta parte casi siete décimas en apenas un par de kilómetros y eso representa el principal problema del coche en este escenario. Y no parece que pueda solucionarse en un par de días, porque el sábado es la clasificación, y en Montecarlo es igual o más importante que la carrera por la imposibilidad de adelantar. Pese a todo, Alonso se mostró positivo para la clasificación: «La jornada del jueves en Mónaco siempre es más importante para los pilotos que para el equipo porque nos ofrece la oportunidad de adaptarnos al circuito y sentirnos cómodos en el coche». «Hemos acumulado muchas vueltas, así que ha sido un día útil para mí y estoy contento con el coche. Creo que somos bastante competitivos, pero la sesión de clasificación será clave para la carrera y nuestra preparación debería ayudarnos a intentar exprimir al máximo el coche el sábado», añadió el piloto asturiano. Mientras tanto, todavía resuenan los tambores de guerra entre la FIA y Ferrari, sobre todo después de que la justicia francesa se haya declarado incompetente para intervenir en el asunto del cambio de normas para 2010. Las dos partes han confirmado sus posiciones y esta vez parece que las cosas van muy en serio. Hoy no se disputan entrenamientos, porque los viernes es el día que Mónaco emplea para que sus habitantes y visitantes entren o salgan de la ciudad antes de quedar parcialmente cerrada durante todo el fin de semana. Alonso ya logró la victoria en el Gran Premio de Mónaco en 2006 y 2007.