El TS cree que el vínculo ANV-Batasuna podía «intuirse» antes de mayo de 2007

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Y es que la Sala recuerda que –aunque los datos más significativos presentados por ambos son «relativamente recientes» (de finales de 2007 y enero pasado)–, «también reconocen esas partes que el proceso de colaboración de ANV en la estrategia marcada por Batasuna se detecta desde el mes de mayo de 2007». «Y puede intuirse –añaden los magistrados– incluso respecto a fechas anteriores, dada la infiltración que en las elecciones celebradas en esa fecha se detectó de miembros de Batasuna presentados en las candidaturas de ANV» (y que motivó la anulación de 133 candidaturas de esta formación abertzale).

En un auto notificado ayer (para conocer el del PCTV habrá que esperar a mañana) el Alto Tribunal argumenta su decisión de impedir a ANV presentarse a las elecciones y cortar la financiación pública que recibe, a la vez que la negativa a suspender su actividad, embargar sus cuentas y cerrar sus locales, tal y como pretendían el Ministerio Público y los Servicios Jurídicos del Estado. Sobre otra de las peticiones del abogado del Estado (la suspensión de los grupos municipales de ANV en casi 500 localidades del País Vasco y Navarra), la Sala del 61 ni siquiera se pronuncia.

Para el Supremo, «si el sistema democrático ha conseguido absorber con éxito» al menos desde mayo de 2007 «los efectos perturbadores de un partido que según alegan las partes demandantes colabora con organizaciones ilegales», sería desproporcionado adoptar ahora una medida, la suspensión, «que de hecho representa la disolución anticipada del partido». Y más teniendo en cuenta que dentro de unos meses se resolverá esta cuestión en una sentencia definitiva (que según aseguran los magistrados conllevará la ilegalización de ANV si las conductas denunciadas quedan «definitivamente probadas»).

Sí acuerda la Sala, como también pedía el fiscal y el abogado del Estado, impedir que ANV se presente a las elecciones. De otro modo, explica, se produciría una situación irreversible porque aunque a posteriori se ilegalizase el partido los candidatos electos «continuarían en sus cargos hasta que se acabase la legislatura». De igual modo, deja cautelarmente sin financiación pública a ANV. Así, mientras se tramita la demanda de ilegalización, se impedirá que salgan de las arcas públicas fondos que «podrían contribuir al apoyo económico de organizaciones ilegales».

No al embargo de cuentas

No consiente, sin embargo, a la petición de embargar sus cuentas bancarias, que considera «claramente descartable» porque supone una «intromisión más enérgica» en los derechos de esta formación. Por tanto, los magistrados creen que la medida «podría acarrear al partido unos inconvenientes innecesarios y excesivamente onerosos».

La Sala defiende que su actuación es compatible con el procedimiento penal que ha llevado al juez Garzón a suspender las actividades tanto de ANV como de PCTV y que esta decisión no vacía de contenido su pronunciamiento sobre las medidas cautelares solicitadas por la Fiscalía y la Abogacía del Estado.

Precisamente Garzón ha prohibido la manifestación convocada para hoy en Bilbao en protesta por las decisiones judiciales contra ANV y PCTV al considerar que la marcha responde al «llamamiento general y conjunto» que han realizado ambas formaciones.

El magistrado ha decidido abrir una pieza separada dentro del sumario que investiga a la nueva «mesa nacional» de Batasuna, PCTV y ANV con un encabezamiento que anticipa lo que está por venir: «Manifestaciones, concentraciones y demás convocatorias».