Es el momento

La RazónLa Razón

He vivido muchos años en el País Vasco. Voy con frecuencia, paseo por sus ciudades y hablo con mis amigos. Nunca de política. Todos sabemos, más o menos, dónde estamos. Pero en una tierra donde se vive especialmente bien, los escoltas, la amenaza de ETA, los carteles de los terroristas en los balcones de algunos ayuntamientos, son parte del paisaje en una sociedad felizmente anestesiada y donde el nacionalismo tejía su red. Siempre querían más. Siempre la tribu, lo excluyente frente a la integración. Y ahora es el momento. El momento de ir a por todas, de echar el órdago y ganar la partida. El momento de borrar las lágrimas desde el recuerdo de aquellos valientes que no verán esta nueva etapa de su tierra. Fernando Buesa, Fernando Múgica, Gregorio Ordóñez, Miguel Ángel Blanco y tantos otros. Los policías y guardias civiles de los años de plomo, de la vergüenza, donde nadie iba a sus entierros y algunos párrocos no oficiaban sus funerales casi clandestinos. Porque también es su momento, porque se lo debemos, porque dieron su vida y no podemos olvidarles. No pidamos nada desde hoy mismo a nuestro López mas ilustre. Que se siente, que contemple el paisaje, que pasee por sus calles de Portugalete, que mire debajo de las alfombras, que sepa que le quieren echar desde el primer día. Pero tiene detrás a dos grandes partidos, PSOE y PP, al coraje de Rosa Díez y su UPyD, y a muchos españoles que queremos volver a esa tierra para contar su grandeza desde la libertad. La de todos.