España es el país predilecto de la Camorra

España es el país preferido por la Camorra napolitana y la primera etapa en la globalización del narcotráfico ligado a las mafias del sur de Italia, según el periódico «La Repubblica».
En un reportaje publicado hoy por este diario, se asegura que la Camorra globalizada «tiene un país en el corazón: España», y que esto responde a que se trata de un Estado «más tolerante y no abrumado por los homicidios, por la vigilancia y por los instrumentos anti-mafia».
En el artículo, se resalta el hecho de que cinco jefes de la Camorra han sido arrestados fuera de Italia en los últimos cinco meses, el último de los cuales fue Salvatore Zazzo, detenido en Barcelona el pasado domingo.
Sin embargo, España empezó a ser el «edén de la delincuencia organizada» ya durante la Transición y, según el diario romano, «gran parte» de la expansión urbanística de la Costa del Sol se atribuye a empresas con conexiones con los clanes napolitanos, en connivencia con políticos locales.
Otra de las ventajas que España ofrecería a los capos de la Camorra sería «la ligereza» del régimen penitenciario, ya que, en palabras de Maurizio Prestieri, un camorrista arrestado en Cataluña en 2003, las cárceles españolas son «como centros de vacaciones» en comparación con las italianas.
Así, enteros núcleos familiares y criminales de los clanes de Nápoles tendrían sedes operativas en Cataluña y otros lugares de la costa mediterránea española.
Entre ellas, destaca la invasión de ladrones napolitanos de bancos y de relojes de alta gama en Ibiza y Formentera, donde el número de delitos de este tipo se ha triplicado desde la llegada de las bandas italianas, según Vittorio Pisani, un alto cargo de los carabineros de Nápoles.
Para combatir esta presencia en España de la Camorra, las fuerzas de seguridad italianas y la Guardia Civil han firmado en los últimos días un acuerdo en el Ministerio de Gracia y Justicia, en Roma, para mejorar las relaciones de colaboración entre ambas.