Europa

España puerta de la droga en Europa y líder en consumo

La Península recibe la llegada de la cocaína procedente de América del Sur y del hachís de Marruecos.

España, puerta de la droga en Europa y líder en consumo
España, puerta de la droga en Europa y líder en consumo

Madrid- España sigue estando a la cabeza de Europa en el consumo de cocaína y cannabis, aunque en la primera sustancia se ha registrado un descenso en los más jóvenes. Pero además, nuestro país es la puerta de entrada de estas sustancias en el continente, según revela el informe anual de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE), presentado ayer en Viena.
Europa, convertida ya en el segundo mercado mundial de cocaína, tiene en España el puerto de llegada de toneladas de esta sustancia ilegal. Las remesas del polvo blanco producidas en América del Sur llegan por mar a Europa, a través de países de África Oriental. Desde ahí, la península Ibérica se convierte en el acceso de la sustancia en el territorio europeo, destaca la JIFE, un órgano independiente de la ONU compuesto por 13 expertos.
Esfuerzo policial
No obstante, el documento reconoce el esfuerzo de España, que en el último año encabezó la clasificación mundial de incautaciones de hachís –con más de 653 toneladas decomisadas–, lo que supone un incremento del 42 por ciento con respecto al año anterior. Asimismo, «la mayoría de la resina de cannabis procedente de Marruecos se trafica a través de España», dice el informe, que confirma que Europa tiene el mayor mercado ilícito de resina de cannabis del mundo.
Y es que el cannabis, ya sea la planta o su resina, es la sustancia ilegal preferida por los europeos y el 7 por ciento de la población de más de 15 años confesó haberlo probado durante el año anterior. España, junto a Italia, lidera el consumo, con porcentajes de prevalencia que rondan el 11 por ciento de la población. Pero es entre el segmento de jóvenes de entre 15 y 16 años donde el uso de la sustancia registra un pico. En el Reino Unido, un 44 por ciento de los menores lo consume habitualmente. Tras el país anglosajón, le siguen en uso Francia, España, Irlanda y la República Checa, con porcentajes que, en el mejor de los casos, no bajan del 30 por ciento.
En cuanto a la cocaína, España sigue siendo el mayor consumidor –los últimos datos hablan de un 3 por ciento–, si bien el informe destaca el considerable aumento de Francia, que ya se sitúa en el 2,6 por ciento de la población adulta y el 4,1 de los adultos jóvenes (entre 25 y 34 años), pues la tasa española ha conseguido estabilizar el consumo con el Plan de Actuación frente a la Cocaína 2007-2010. Concretamente, en el segmento de edad de 14 y 18 años se ha reducido del 7,2 en 2004 al 4,1 por ciento en 2007.
Otra droga que se dispara es la metadona, que en la última década se triplicó en todo el mundo como tratamiento sustitutivo para la adicción a la heroína. Estados Unidos, España, Alemania e Italia son los países occidentales con mayor consumo de metadona, con un considerable aumento en China e Irán.