Ferrer cae ante Djokovic en la final de Dubai

El tenista serbio Novak Djokovic se proclamó campeón del torneo de Dubai, perteneciente al circuito ATP, tras vencer al español David Ferrer en dos sets por 7-5 y 6-3, en mas de una hora y media de juego, en un partido intenso y con un ritmo muy alto.
Djokovic y Ferrer se veían las caras en la final de Dubai, en un duelo que además de dirimir al vencedor del torneo, rompía la igualdad de triunfos en enfrentamientos entre ambos. Este era el séptimo partido que jugaban, el primero en una final, y se convirtió en la cuarta victoria para el balcánico.
El partido servía además como ensayo para el partido de primera ronda de Copa Davis que enfrentará a España y Serbia, y, debido a la ausencia de Fernando Verdasco, podría repetirse el duelo entre el de Jávea y el de Belgrado sobre la tierra batida de Benidorm la semana que viene, con permiso de Tommy Robredo, en gran estado de forma sobre la arcilla roja.
Ferrer, octavo español en llegar a la final de Dubai en la historia del torneo, no pudo ser el cuarto en proclamarse campeón. El partido estuvo repleto de un muy buen tenis, de puntos largos y disputados y un ritmo alto.
El serbio consiguió alzarse con el primer set a pesar de que Ferrer puso las cosas muy complicadas. Cuando todo apuntaba, con 5-3 en el marcador, que 'Nole' se adjudicaría el set, el alicantino tiró de casta para romper el servicio de su rival en blanco y posteriormente ganar su saque para poner el tanteo en tablas. 
Sin embargo, el estado de confianza en el que se encontraba Djokovic tras la victoria de ayer en semifinales ante el francés Gilles Simon, le impulsó al 'break' que le otorgó la primera manga por 7-5.
El segundo set, en el que David Ferrer quería vencer para forzar la tercera manga, comenzó accidentado para el español. Ya que un error en la red otorgaba a Djokovic el primer 'break' del segundo set, lo que significaba que el serbio se ponía 2-0 por delante y tras vencer de nuevo su servicio encarrilaba el encuentro. 
Cuando todo apuntaba a que el partido estaba resuelto, David Ferrer demostró porque ha llegado a ser número cuatro del ranking ATP y sacó su mejor tenis para activar al público, romper el servicio de Djokovic y colocarse 4-3, pero, al instante, perdió su servicio y puso en bandeja a Djokovic su duodécimo torneo en el circuito mundial.