Israel bombardeó un convoy en Sudán

Israel bombardeó un convoy en Sudán
Israel bombardeó un convoy en Sudán

EL CAIRO- Se debería haber hablado de paz, por el 30 aniversario del tratado entre Israel y Egipto, pero el tema de conversación fue la guerra. Un incidente que ocurrió hace más de dos meses y salió ayer a la luz eclipsando la celebración de esta histórica fecha. Según la cadena estadounidense CBS, Israel bombardeó el pasado mes de enero territorio de Sudán, en plena ofensiva contra la Franja de Gaza. Relatan que la agresión fue a un convoy que transportaba armas destinadas a Hamas. El ataque, que causó la muerte de 39 personas -originarias de Sudán, Eritrea y Egipto-, además de destruir 17 camiones, se produjo en una zona desértica próxima a la ciudad de Port Sudán, a unos 1.200 kilómetros de Israel. El armamento procedía de Irán y fue desembarcado en ese puerto sudanés, donde se cargó en pequeños camiones que pretendían llegar a la Franja de Gaza a través de la frontera de Egipto, según la versión de la cadena CBS. Sin versión oficial Tras difundirse la noticia en los medios israelíes, el Gobierno de ese país declinó confirmar o desmentir la información. Así, en declaraciones a los periodistas, Mark Regev, portavoz del primer ministro Ehud Olmert, dijo tajante: «no tenemos ningún comentario sobre ese tema». Tampoco hubo confirmación o desmentido por parte de fuentes castrenses consultadas por medios locales, que se limitaron a reproducir en titulares la información del citado canal de televisión estadounidense. Sin embargo, a última hora de la tarde, el primer ministro sembró la duda al declarar que el Estado judío «golpea donde puede para detener el terrorismo, cerca y lejos». Olmert senteciaba que «no tiene sentido entrar en detalles y cada uno puede usar su imaginación. Quienes necesitan saber, saben». Incluso, algunos analistas israelíes se han atrevido a especular que «un motivo dramático» debió provocar esta operación. El origen podría ser que entre el armamento hubiese misiles de fabricación iraní con un alcance superior a 70 kilómetros, distancia suficiente para atacar Tel Aviv. La noticia, que incomodó al Ejecutivo israelí, saltó rápidamente a la prensa árabe. En declaraciones al diario «Sudan Tribune», con sede en París, el ministro sudanés de Transportes, Mabruk Mubarak Saleem, confirmó ayer el ataque, al tiempo que aseguró que «una potencia importante bombardeó pequeños camiones con armas, incendiándose todos ellos», en una insinuación de la responsabilidad de Estados Unidos en el bombardeo aéreo. También, el diario egipcio independiente «Al Shorouk» informó, citando fuentes anónimas, que fueron aviones estadounidenses los que atacaron el convoy, después de que Washington y Tel Aviv firmaron, en enero pasado, un acuerdo internacional para combatir el contrabando de armas hacia Gaza. La ruta del tráfico, que comienza en Irán, podría pasar por Yemen, Somalia, Sudán y Egipto. La inteligencia israelí, señaló la CBS, descubrió por esas fechas un trasiego de armas a través de Sudán hacia el norte de Egipto, desde donde cruzarían el desierto del Sinaí para entrar clandestinamente a Gaza, supuestamente a través de los túneles subterráneos cavados desde la frontera egipcia de Rafah.