IV Semana de la Biodiversidad

IV Semana de la Biodiversidad
IV Semana de la Biodiversidad


Para conmemorar la firma del Convenio Internacional sobre la Diversidad Biológica que tuvo lugar en Nairobi en 1972, el 22 de mayo de todos los años se celebra el Día Mundial de la Biodiversidad.

La biodiversidad hace referencia a la gran variedad de seres vivos que habitan la Tierra y a los diferentes ecosistemas que han surgido como resultado de miles de millones de años de Evolución.

La diversidad biológica está estrechamente relacionada con el cambio climático, ya que la conservación de la biodiversidad es un elemento clave para la adaptación al calentamiento global, y a su vez, es el cambio climático una de las principales causas de la pérdida de la diversidad biológica en nuestro planeta.

Todo esto viene provocado, en muchas ocasiones, por las actividades del ser humano que están desestibilizando la armonía de la biodiversidad. Para analizar esta situación y evitar que esto siga ocurriendo la Conselleria de Medio Ambiente organiza todos los años la semana de la biodiversidad. Con las jornadas de esta semana se pretende demostrar la importancia de la investigación y el conocimiento para la conservación de la biodiversidad. Para ello, este año se han reunido en la IV Semana de la Biodiversodad un total de 130 científicos y técnicos de diferentes disciplinas en los parques naturales de Font Roja y Mariola.

Además, el Servicio de Biodiversidad de la Comunidad Valenciana se encargan de salvaguardar la importante flora y fauna de nuestra Comunidad durante el resto del año. Este trabajo consiste en realizar el seguimiento y protección de las especies silvestres de fauna, flora y hábitats naturales de nuestro entorno, y en especial los considerados como amenazados.

En la actualidad, existen 273 microreservas de flora repartidas por todo el territorio de la Comunitat. Son pequeños espacios que albergan ejemplares de especies de gran valor botánico por su exclusividad o por su grado de protección.

También existen 22 reservas de fauna en las que se da protección a poblaciones excepcionales de especies de fauna silvestre. En estas reservas se da albergue temporal a animales que se encuentran en fases vitales críticas para su supervivencia, y también para ser objeto de trabajos de investigación.

Por último, la Conselleria de Medio Ambiente también lanza planes de recuperación para las especies más amenazadas con el objetivo de aumentar sus poblaciones y distribución. Gracias a este tipo de planes se ha evitado la desaparición de especies tan emblemáticas como el samaruc, el fartet o el cangrejo autóctono.