La bolsa cae el 031% y logra mantener el nivel de los 8300 puntos

La bolsa cae el 0,31%
La bolsa cae el 0,31%

La bolsa española redujo las pérdidas de última hora y cerró hoy con una caída del 0,31 por ciento, que le permitió mantener el nivel de los 8.300 puntos, gracias a la subida de la mayoría de los principales valores del Ibex-35.
Así, el principal indicador de la bolsa española, el Ibex-35, cedió 25,70 puntos, equivalentes al 0,31 por ciento, hasta 8.349,50 puntos, con lo que este año acumula una caída del 9,20 por ciento.
En Europa, con el euro a 1,315 dólares, poco antes del cierre también predominaban las pérdidas: Londres bajaba el 0,36 por ciento; Milán, el 0,34 por ciento, y Fráncfort, el 0,16 por ciento; en tanto que París avanzaba el 0,08 por ciento y el índice Euro Stoxx 50 cedía el 0,02 por ciento.
Las pequeñas ganancias iniciales de la bolsa española, basadas en la subida del 0,5 por ciento de Wall Street en la sesión anterior, permitieron que el Ibex-35 superara en la mañana por un instante el nivel de los 8.400 puntos.
Sin embargo, el retroceso de las plazas europeas, que recogían beneficios tras la subida de la víspera, especialmente entre los bancos y empresas de telecomunicaciones, traían las pérdidas.
Los malos resultados y los despidos anunciados por algunas compañías, como American Express, Texas Instruments, Clariant, NEC, o KPN arrastraban a la bolsa hasta el nivel de 8.300 puntos.
El aumento de la confianza empresarial alemana (índice IFO) en enero acercó a la bolsa a los niveles de la víspera, en lo que también colaboraba la revalorización del euro, que superaba 1,33 dólares, la subida del petróleo Brent, hasta 48,5 dólares por barril, y la recuperación de la banca.
Mientras tanto, se aprobaba el plan de estímulo alemán, que inyectará 50.000 millones en la economía, y el japonés (40.000 millones), que irá acompañado de otras ayudas para apoyar a empresas privadas.
El aumento del déficit por cuenta corriente de la zona euro en noviembre en casi 10.000 millones de euros contribuía a la depreciación del euro.
La apertura al alza de Wall Street, a pesar de conocerse otros resultados negativos, como los de la química DuPont o los de la telefónica Verizon, redujo algo las pérdidas de la bolsa española, que perdió el nivel de 8.200 puntos antes de la apertura del mercado neoyorquino.
Al final, la bolsa española consiguió reducir sus pérdidas gracias a la subida de Wall Street, que avanzaba al cierre en España a la espera de que el Congreso estadounidense apruebe el nuevo plan económico del presidente Barak Obama.
En cuanto a los grandes valores del Ibex-35, Telefónica bajó el 2,98 por ciento, después de que la prensa publicase varias informaciones sobre una posible revisión de su beneficio en 2008; mientras que Iberdrola mantuvo la cotización del lunes.
Por su parte, BBVA subió el 2,79 por ciento; Santander, el 1,59 por ciento, y Repsol, el 0,21 por ciento.
La constructora ACS, que hoy paga dividendo a sus accionistas, lideró las pérdidas del Ibex con un descenso del 3,57 por ciento; seguida de Telefónica, Grifols y Mapfre, éstas dos últimas con un descenso del 2,76 y 2,71 por ciento, respectivamente.
De las 23 compañías del Ibex que hoy sortearon las pérdidas, el primer lugar correspondió a Acciona, que subió el 4,06 por ciento; mientras que el segundo puesto fue para Telecinco, que experimentó un alza del 3,76 por ciento.
En el mercado continuo destacaron los descensos de Montebalito, con el 7,13 por ciento, y de Metrovacesa, con el 7,03 por ciento; mientras que las mayores subidas correspondieron a Prisa y a Mecalux, con el 14,58 y el 11,22 por ciento, respectivamente.
La rentabilidad de la deuda española a largo plazo caía ocho centésimas y se situaba en el 4,387 por ciento, mientras que el efectivo negociado en el mercado continuo se elevaba a 3.678 millones.