La Junta elimina 17 altos cargos pero mantiene más de 300

Obras Públicas y Vivienda no reducen órganos directivos. El ahorro aprobado es de 1.300.000 euros.

Sugirió, recomendó y finalmente ordenó. El presidente de la Junta, José Antonio Griñán, quería que sus consejeros redujeran el número de altos cargos y ayer, todos presentaron sus nuevos decretos de estructura de sus consejerías con una reducción global de 14 direcciones generales y una secretaría general técnica, a las que hay que sumar las dos direcciones generales que desaparecieron junto a las dos vicepresidencias. En total, 17 centros directivos que suponen un ahorro de 1.300.000 euros en este año, según explicó el consejero de Presidencia, Antonio Ávila.

Se mantienen otros 117 centros directivos, entre viceconsejerías, secretarías y direcciones generales. Hay que unir los delegados provinciales (112), que no disminuyen, y las empresas públicas y entes autónomos. En total, 316 altos cargos según la Junta antes de esta reestructuración, 343 según el PP.

Ávila apuntó que esta reducción no persigue «ahorrar costes» sino una «mejor planificación». El consejero de Presidencia se remitió a la estrategia de austeridad de los presupuestos que ha desviado a inversiones casi 170 millones.

Todos los consejeros han obedecido la orden de Griñán, excepto la independiente Rosa Aguilar, titular de la cartera de Obras Públicas y Transportes, que se ha limitado a cambiar el nombre de sus direcciones generales para ponerlos en concordancia «con las nuevas estrategias» como la sostenibilidad. Bien es cierto que sólo cuenta con tres direcciones generales. Vivienda, que tiene cuatro direcciones generales y dos secretarías generales, tampoco lo ha hecho, aunque esta consejería es de nueva creación en esta legislatura y apenas lleva un año de funcionamiento. Su decreto de estructura apareció en el BOJA el 16 de mayo de 2008.

Por su parte, el presidente del PP-A, Javier Arenas, en un acto en Huelva, calificó de «gran escándalo» la escasa reducción de altos cargos y apostó por que ésta llegue al 50 por ciento, y que afecte a las delegaciones provinciales. También mostró su preocupación por que muchos de los que han salido ahora acaben en empresas públicas andaluzas o las diputaciones que controla el PSOE.

Por cierto que uno de los que ha salido es Leonardo Chaves, hermano de Manuel Chaves, y que era director general de Infraestructuras Deportivas en Turismo. LA NUEVA ESTRUCTURA DE LAS CONSEJERÍAS

1/ PRESIDENCIA: Suprime la Oficina de Coordinación

2/ Gobernación: Pierde Andaluces en el Mundo. Consumo y Migración pasan a Salud y Empleo

3/ Economía y Hacienda: Elimina la Dirección General de Planificación

4/ Educación: Prescinde de dos direcciones generales, pero crea una nueva: Innovación

5/ JUSTICIA Y ADMINISTRACIÓN PÚBLICA: Funde tres direcciones en una: Oficina Judicial, Juvenil y Cooperación

6/ Innovación, ciencia y empresa: Quita dos direcciones generales: Innovación e Infraestructuras y Servicios

7/ Empleo: Crea una nueva dirección general, pero acaba con la existencia de otras dos

8/ Salud: Elimina una dirección general, pero asume Consumo de Gobernación

9/ Agricultura y pesca: Las direcciones generales de Producción Ecológica y Planificación desaparecen

10/ Turismo, comercio y deporte: Pierde dos direcciones generales (una, la de Leo Chaves) y crea una nueva

11/ Igualdad y bienestar social: Igual que Turismo. Adiós a dos, crea otra: Servicios y Drogodependencias

12/ Cultura: Suprime la Dirección General de Infraestructuras Culturales

13/ Medio ambiente: Acaba con la Secretaría General de Patrimonio Natural y Desarrollo Sostenible

14/ obras públicas y vivienda

Mantienen sus competencias y no suprimen centros directivos