«La maté la descuarticé con un hacha y la enterré en el campo»

Lo que parecía una detención más por alteración del orden público, amenazas y lesiones en Lodosa (Navarra), se convirtió en la solución de un caso de desaparición que tenía en vilo a Estella, localidad de la que de-sapareció María Puy Pérez el pasado 11 de octubre. Un agente poco experimentado en psicología, según sus superiores, consiguió ayer que José María Morantín, de 50 años, confesara el asesinato de su ex pareja. El hombre consiguió quedar con ella en un campo del término Traslasviñas a 100 metros de la carretera que une Sesma con Lodosa. Allí, le clavó un cuchillo en el cuello. Después abandonó el cuerpo y se fue a casa para coger una azada y un hacha. Cuando volvió, descuartizó el cuerpo y lo enterró en el campo, en hoyos profundos para que no fuera encontrado al arar la tierra.Esta espeluznante declaración, que confirma la premeditación de los hechos, fue ratificada posteriormente por el detenido delante de su abogado. Pocas horas después, los agentes hallaron restos de una persona, en presencia de la autoridad judicial.

Desde la desaparición de María Puy Pérez, Morantín ha sido detenido en cuatro ocasiones. La primera fue dos días después de que María Puy fuera vista por última vez. En esta ocasión, José María ingresó en prisión por quebrantamiento de una medida de alejamiento y comunicación con la víctima por un episodio de malos tratos anterior, dado que había declarado haber estado con ella el mismo día de su desaparición.

 

Problemas con la autoridad

Fue excarcelado el 13 de enero y el 17 fue arrestado por allanamiento de morada, cometido para escapar de una actuación de la Policía Foral. El 2 de mayo fue detenido por un delito de atentado, desobediencia y resistencia a la autoridad, al enfrentarse a la Policía Foral tras acampar de manera ilegal. Finalmente, el pasado sábado fue arrestado tras una discusión con familiares en un comercio de Lodosa. Después del verano iba a ser juzgado por un posible caso de malos tratos cometido en octubre de 2007.