La niebla dificulta la operación retorno del «puente»

Las retenciones en algunas de las principales carreteras y en los accesos a las grandes ciudades, sobre todo las que llegan a Madrid, empiezan a aumentar conforme avanza la tarde, bien por la niebla o por la cantidad de vehículos en circulación.
Según datos de la Dirección General de Tráfico (DGT) , actualizados a las 16.30 horas, la niebla estaba provocando a media tarde 34 kilómetros de circulación lenta en la A-4, a la altura de la localidad madrileña de Pinto, en ambos sentidos.
Por otra parte, en dirección Madrid, en la A-4 hay 15 kilómetros de retenciones a la altura de la localidad toledana de Tembleque, y en la misma provincia, pero por la A-5 y a la altura de Talavera de la Reina, hay 18 kilómetros de retenciones.
A la altura de Ocaña (Toledo), la niebla dificulta el tráfico en 35 kilómetros, en ambos sentidos, de la A-4, así como en 73 kilómetros de la AP-36.
Además, hay otros 43 kilómetros afectados por la densa niebla en la A-42, a la altura de Illescas, también en la provincia de Toledo.
En dirección a la capital también hay complicaciones por tráfico lento en Despeñaperros, donde además hay niebla y que soporta 23 kilómetros de retenciones, con paradas esporádicas, a la altura de la localidad jienense de Santa Elena.
En Cataluña, los atascos se han concentrado en las entradas a Barcelona y en el regreso desde el Pirineo.
Destacó la autopista A-2 en Castellolí y Esparreguera, la B-23 en Sant Feliu, la C-32 en Sant Boi, la C-16 en Baga y la C-17 en Les Masies de Voltrega.
En Tarragona, los mayores problemas se han concentrado en la AP-7 sentido Barcelona tanto en Reus como en Roda de Bara.
La entrada a Valencia también mostró especiales complicaciones, con circulación lenta en Alboraya en la V-21, Montesa en la A-35 y dos puntos de la A-3 en Requena y Chiva.
La A-70 en Alicante también registró importantes retenciones.
En la cornisa cantábrica han destacado dos puntos, Cudillero en Asturias y Castrourdiales en la A-8, con más de diez kilómetros de atascos.
En Aragón, circulación lenta en Bubierca en la A-2, Burgo de Ebro en la N-232, Daroca en la N-234 y Arguis en la provincia de Huesca.
En Andalucía, además del paso de Despeñaperros, se registraron retenciones en Córdoba capital en la A-4, Guillena (Sevilla) en la N-630 -más de diez kilómetros-, la Rinconada en la A-4, y en Málaga, Antequera en la A-92M y Casabermeja en la A-45.
En dirección Sevilla pero aún en la provincia de Badajoz se registraron cinco kilómetros de atascos en la localidad de Monesterio en la A-66.
Por último, en Galicia hubo retenciones en dos puntos de la red principal.
En la provincia de Pontevedra en Porriño en A-52 en sentido Vigo y Begonte (Lugo) en la A-6 en ambos sentidos, a causa de un accidente.