La OTAN reanuda sus relaciones con Rusia tras la crisis militar por Georgia

BRUSELAS- La OTAN decidió ayer la reanudación de sus relaciones formales con Rusia, que habían sido suspendidas por la propia Alianza Atlántica el pasado agosto, tras reconocer Moscú la independencia unilateral de Osetia del Sur y Abjasia, pertenecientes a Georgia. En su reunión informal celebrada ayer en Bruselas, los ministros de Exteriores de los veintiséis países de la OTAN consensuaron volver a mantener una reunión con su homólogo de Moscú antes del próximo verano, pero después de la cumbre de la Alianza los días 3 y 4 de abril en Estrasburgo y Kehl. Posiblemente en junio volverá así a celebrarse una sesión del Consejo OTAN-Rusia, que había quedado congelado tras el breve y feroz conflicto de hace siete meses entre las fuerzas rusas y las de Georgia por el control de Osetia del Sur y Abjasia. El secretario general de la OTAN, Jaap de Hoop Scheffer, advirtió de que permanecen «las serias diferencias de opinión» entre la Alianza Atlántica y Rusia, «concretamente sobre Georgia». Sin embargo, el propio De Hoop justificó la decisión de ayer de la OTAN, al afirmar que ésta tiene «intereses comunes con Rusia». «Uno de ellos es Afganistán -dijo De Hoop Scheffer-, y los demás son la lucha contra el terrorismo y la proliferación de armas de destrucción masiva». España, que el pasado martes firmó con Rusia una asociación estratégica en materia energética y en parte también militar, fue partidaria del restablecimiento de las relaciones oficiales. El ministro español de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, afirmó que hubiera sido «paradójico, e incluso ilógico» no acordar el desbloqueo del Consejo OTAN-Rusia, pese a que ya «todo el mundo hable» con Moscú. «Los propios georgianos están hablando con los rusos, en Ginebra», señaló Moratinos, quien aseguró que Georgia, al igual que Ucrania, sigue contando con la perspectiva de adherirse algún día a la OTAN. «No hay que cerrarles las puertas», dijo el jefe de la diplomacia española. Los ministros de Exteriores también respaldaron la decisión de Kabul de posponer al próximo 20 de agosto las elecciones presidenciales. La OTAN, que mantiene desplegadas unas 56.000 tropas, unas 780 de ellas españolas, considera que posponer dos meses las elecciones permitirá proteger mejor los comicios.