La última carta que escribió «Tirofijo» antes de morir sale a la luz

El fallecido líder histórico de las FARC, Pedro Antonio Marín, alias "Manuel Marulanda"o "Tirofijo", no fue informado por el portavoz de dicha guerrilla colombiana, "Raúl Reyes", de que tenía un campamento en Ecuador en el que murió por un bombardeo de militares colombianos el 1 de marzo pasado.
Una extensa carta que "Marulanda"escribió cinco días antes de morir, el 26 de mayo de 2008 por una insuficiencia cardiaca, fue encontrada por el Ejército colombiano cerca de la frontera con Ecuador y algunas partes de la misma han sido publicadas en la última edición de la revista Cambio, que salió hoy a la venta.
El entonces comandante máximo del grupo guerrillero se lamentó por la incautación de varios documentos que hizo el Ejército a principios del año, como las tesis de la IX Conferencia, que "permitió al Estado producir reajustes"en su lucha contra las FARC y de las tres computadoras encontradas a "Reyes".
"Nunca fui informado por el camarada 'Raúl' de que tenía un campamento en el Ecuador", señaló Marulanda al asegurar que él creía que estaba en el departamento colombiano de Putumayo el día en que fue abatido por el Ejército colombiano.
El rebelde también deja en claro que la muerte de "Reyes"es el golpe más duro que le ha propinado el Gobierno colombiano a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), aunque indicó que sus efectos eran en ese momento "difíciles de calcular".
La misiva de "Tirofijo"recoge algunas consideraciones sobre los golpes que había recibido esa organización, las relaciones con los gobiernos de los países vecinos, el canje de rehenes por guerrilleros presos y pide "incrementar las acciones militares y políticas".
El documento, de 10 páginas, fue hallado en un ordenador portátil que la Policía y el Ejército decomisaron el 31 de octubre pasado en un campamento del frente 38 en una zona rural de Puerto Asís (Putumayo).
"Marulanda"dice en su carta que los documentos que se han incautado los militares colombianos son mostrados como un "trofeo de guerra", y agregó que serán usados por el Gobierno para promover una campaña contra los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez, de Ecuador, Rafael Correa, y de Nicaragua, Daniel Ortega,
Además de "justificar acciones penales contra ciudadanos que en muchos casos nada tienen que ver con la guerrilla", señala la misiva.
Advierte, además, que no pueden depositar demasiada confianza en algunos oficiales y tropas de Venezuela y Ecuador, "porque en ambos países hay una seria oposición a las tendencias democráticas y progresistas de sus gobernantes".
El entonces máximo comandante rebelde aludió en su carta a una supuesta compra pendiente de armas en Panamá, de un dinero que debían recibir en varias etapas y de una oferta para "crear u organizar una empresa rentable en Venezuela".
Asimismo, "ofrecimientos materiales del amigo Ortega", y de propuestas de narcotraficantes para ayudar al grupo.
El líder guerrillero veía lejana la firma de un acuerdo humanitario y consideraba que antes debían endurecer su posición frente al Gobierno para realizar un canje de guerrilleros presos por secuestrados en poder de los rebeldes, según se desprende de la carta.
Tras la muerte de "Marulanda", Guillermo León Sanz, alias "Alfonso Cano"asumió la comandancia de las FARC.
Buena parte de los rehenes fueron rescatados por el Ejército el pasado 2 de julio en un operativo, y otro más se escapó a finales de octubre.