Las previsiones de cosecha de cereales de otoño se desploman

Las previsiones de cosecha de cereales de otoño-invierno se han desplomado debido a la climatología desfavorable de las últimas semanas, especialmente en Castilla y León. La Asociación del Comercio de Cereales y Oleaginosas de España (ACCOE) publicó el pasado viernes sus primeras estimaciones, en las que avanza una producción de 13,5 millones de toneladas, lo que supondría un descenso del 31 por ciento con respecto a los 19,5 millones que se recogieron en 2008, de acuerdo con las cifras oficiales facilitadas por el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino (MARM).

Recorte en la cebada

El recorte más importante se espera en el caso de la cebada, de la que se podrían recoger 7,72 millones de toneladas (frente a los 11,26 de 2008), y en el trigo blando, con 3,6 millones de toneladas (5,56). También disminuirá la producción de trigo duro, avena y centeno, según estas mismas fuentes, que precisan que se trata de cifras provisionales, sujetas a revisión en función del tiempo que se registre en las próximas semanas en las zonas más tardías.

Desde ACCOE indican que el descenso avanzado en estas previsiones se debe tanto a la disminución de la superficie sembrada como a unos rendimientos más bajos.

Especialmente significativo es el caso de Castilla y León, región en la que los comerciantes prevén una cosecha de poco más de 4 millones de toneladas, de las que 1,17 millones serían de trigo blando y 2,4 millones corresponderían a la cebada. Mientras tanto, desde el MARM, su secretario de Estado de Medio Rural y Agua ha avanzado que se espera una merma en la producción de grano de alrededor del 20 por ciento.

Caída de cereales

Por otro lado, ASAJA destaca que la cosecha de todos los cereales (incluidos también los de primavera verano, como el maíz) será de 15 millones de toneladas, lo que supondrá un recorte superior al 30 por ciento en relación con las cifras de la última campaña.

La Unión de Pequeños Agricultores (UPA) indica que se recogerán 13,4 millones de toneladas de cereales de otoño-invierno. Mientras tanto, y a la vista de esas estimaciones, y también debido a la evolución del mercado internacional, los precios de estos productos registraron importantes subidas durante la semana pasada en las principales lonjas.