Las víctimas otra vez humilladas por un auto que «llega demasiado tarde»

La AVT considera que el retraso ha permitido a ambos partidos obtener financiación y datos valiosos para ETA.

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

MADRID- La decisión del juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón de suspender las actividades de ANV y PCTV recibió la valoración de las asociaciones de víctimas, que aúnan lo positivo de la medida con la supuesta tardanza en llevarse a cabo. Así, la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), manifestó en un comunicado que esta iniciativa «llega tarde» porque el Gobierno tenía desde «hace muchos meses» información «suficiente, concreta y contrastada» sobre los vínculos de ambas formaciones con ETA y Batasuna. «El daño ya está hecho», lamentaba la nota, porque el entorno de la banda terrorista ya habría «conseguido presencia en las instituciones autonómicas y locales, al tiempo que información y financiación valiosas para los fines criminales de la banda».

Indignación

Además, la AVT entiende que es «una broma de mal gusto» que el propio juez Garzón asegure en los autos de suspensión que «no se pretende tampoco ilegalizar un partido político sino aplicar una medida cautelar tendente a prevenir la continuación de la utilización de ese partido político para la comisión» de delitos graves. De esta manera, «el juez no vincula directamente a ANV y PCTV con ETA, sino que coloca a las dos formaciones como meros instrumentos manipulados por la banda asesina», según informa Ep.

Por su parte, la Asociación Profesional de la Magistratura considera que la decisión adoptada ayer por el juez Garzón no es «coherente» con otras dictadas hace unos meses respecto a PCTV y ANV, e igual puede predicarse respeto a la postura de la Fiscalía, toda vez que las circunstancias eran las mismas que ahora, y, en cambio, las resoluciones fueron en un sentido bien distinto. Así se mantiene desde esta asociación mayoritaria, aunque, eso sí, después de considerar esa decisión como «justificadamente fundada y la más apropiada». De hecho, señaló el portavoz de la APM, Antonio García, «nosotros hemos preconizado que tanto ANV como PCTV formaban parte de un entramado vinculado a una organización terrorista», en referencia a Batasuna, catalogada de esa manera por la Unión Europea.

La crítica de la APM no es, por tanto, a la resolución en sí misma, sino a que ésta pueda transmitir, al igual que a las cambiantes tesis de la Fiscalía, una imagen de «sospecha» en la opinión de que la Justicia «no actúa sólo sometida a criterios legales, sino también con criterios de oportunidad política», lo que puede dañar la imagen de credibilidad en el Poder Judicial.

Hace algunos meses, afirmó Antonio García, las «circunstancias» respecto a ANV y PCTV eran «las mismas que ahora, salvo que tiempo atrás existía eso que se denominaba "proceso de paz"y que hoy no existe».

Por eso, añadió el portavoz de la citada asociación de jueces y magistrados, «tenemos que decir que la decisión –la suspensión de actividades de ambos partidos– y la postura de la Fiscalía ahora no es coherente con otras dictadas tiempo atrás, porque la Ley era la misma, y las circunstancias, también, y todo eso es algo que no se puede discutir».