Lobezno contra la piratería

Con el "corazón roto". Así es como está el actor Hugh Jackman después de ver como su última película, Lobezno (Wolverine) se filtró por Internet varias semanas antes de su estreno en los cines de todo el mundo. Durante el primer acto promocional en Australia de la película, de la que no solo es protagonista, sino también productor, Jackman reconoció que se sentía mal por todas las personas implicadas en el proyecto ante el hecho de que una versión no definitiva del film se filtrara por Internet. Una filtración que, recordemos, hizo que la 20th Century Fox pusiera en marcha un mecanismo de defensa para intentar por todos los medios frenar los envíos y no ensombrecer uno de los estrenos más esperados del año. De hecho, el columnista Roger Friedman que trabajaba para Fox News fue despedido tras escribir una crítica sobre la película pirateada."Es un delito serio y no hay duda de que es decepcionante (...) Me ha roto el corazón", explicó Jackman durante una rueda de prensa en la que mostró 20 minutos del metraje de la película los aficionados y a los medios en la isla de Cockatoo, en el puerto de Sidney, donde fue rodada parte de la cinta. "Obviamente la gente está viendo la película sin acabar. Es como un Ferrari sin su capa de pintura", añadió el actor que también quiso expresar su satisfacción ante el hecho de que la mayoría de la comunidad internauta condenaba la filtración. Además, Lobezno está seguro de que se cazaría al culpable. "El FBI está en ello y se lo está tomando muy, muy en serio", dijo el hombre más sexy del mundo. La cinta, cuyo título completo es ‘X-Men Orígenes: Lobezno', es una precuela de las tres películas de los X-Men centrada en los orígenes del personaje de Lobezno y se estrenará en España el próximo 30 abril.