Los farmacéuticos reclaman la objeción de conciencia

Los farmacéuticos reclaman la objeción de conciencia
Los farmacéuticos reclaman la objeción de conciencia

La Asociación Nacional para la Defensa de la Objeción de Conciencia (Andoc) ha decidido emprender acciones ante la próxima dispensación libre de la llamada píldora del día después. Esta entidad, que agrupa a médicos, farmacéuticos y otros profesionales que, por motivos de conciencia, se niegan a llevar a cabo determinadas prácticas, desde el aborto al diagnóstico prenatal, enviará cartas a todos los presidentes de los colegios provinciales de farmacéuticos para que garanticen su derecho a no dispensar el fármaco. El modelo de carta podrá ser enviada por cualquier boticario a su presidente colegial. En el texto reclaman «que sea respetado el derecho a desarrollar nuestro trabajo con plena responsabilidad, permitiéndonos no participar en su dispensación cuando haya una justificación sanitaria (minoría de edad, falta de conocimiento de los antecedentes médicos del paciente...». Ante la próxima orden ministerial de Sanidad para dispensar sin receta esta píldora, que entrará en vigor en agosto o septiembre próximos, los farmacéuticos objetores reclaman al Consejo General de Colegios «que desarrolle la fórmula jurídica prevista en nuestros estatutos, con el fin de aunar la obligación de dispensar ese fármaco con la libertad de ejercicio profesional». El medicamento, cuyo principio activo es el levonorgestrel y que fue aprobado en España en 2001, está indicado para evitar embarazos, para lo que es efectivo si se toma en las horas posteriores a una relación sexual sin protección. Sin embargo, los farmacéuticos objetores consideran que tiene efectos abortivos. Además, es el único contraceptivo hormonal que se dispensará sin necesidad de receta médica.