Los pediatras de atención primaria de Cataluña y Baleares los más saturados de pacientes

Los pediatras de atención primaria de Cataluña y Baleares, los más saturados de pacientes
Los pediatras de atención primaria de Cataluña y Baleares, los más saturados de pacientes

Las cartillas asiganadas por pediatras, cuyo cupo óptimo está cifrado en 1.000 pacientes, se supera en la mitad de las Comunidades Autónomas. Cataluña y Baleares son las regiones que más cartillas se asignaron por pediatra con 1.232 y 1.137 respectivamente. El promedio de España está en 1.039 cartillas por lo que la media nacional es también superior al número ideal. Éstos son algunos datos incluidos en el estudio a nivel nacional sobre «La Pediatría Extrahospitalaria y de Atención Primaria: situación actual y perspectivas de futúro» desarrollado por la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (Sepeap). «Si el cupo óptimo fuera de 800, que también es posible y se ha utilizado en otros informes, todas las Comunidades Autónomas excepto Asturias estarían muy por encima de la media», afirma Josep Lluís Segú, coordinador técnico del estudio. Los pediatras, especialistas en la población infantojuvenil en muchos aspectos, atienden una media de 32 pacientes al día, muy por encima de las 21 atenciones médicas, que se consideran óptimo para un pediatra. José Luis Bonal, presidente de la Sepeap, reconoce que «en muchos casos, los profesionales pueden estar viendo hasta 70 pacientes al día, como es el caso de Andalucía».«El aumento de la natalidad, debido principalmente a la población inmigrante, ha hecho que haya una gran falta de pediatras en los centros de salud, los profesionales capacitados para una atención al niño» dice José Luis Bonal. El especialista tiene una jornada semanal de 30 horas de las que, en promedio, dedican el 73,5 por ciento de su tiempo de trabajo a la atención directa y a demanda del paciente, es decir, que existe una hiperfrecuentación al médico de atención primaria. «Se traduce en que el pediatra extrahospitalario tiene una situación laboral poco satisfactoria y dificultades para desarrollarse profesionalmente», añade el presidente de la Sepeap.Los problemas identificados en las encuestas hacen que se propongan una serie de medidas como la proposición de aumentar la bolsa de pediatras en atención primaria, una optimización de su tiempo al ejercer su función o fomentar el uso racional de los servicios, entre otras soluciones.