Los Príncipes presiden el funeral por los guardias civiles asesinados

Los Príncipes de Asturias han rendido hoy tributo a los guardias civiles Carlos Saenz de Tejada y Diego Salvá, asesinados por ETA, en un funeral, en el que el arzobispo castrense ha animado a no caer en el desánimo frente al "totalitarismo nunca justificado"de la banda terrorista.Las dos últimas víctimas mortales de ETA han recibido un emotivo homenaje en esta ceremonia fúnebre, oficiada en la Catedral de Palma de Mallorca por el arzobispo castrense, Juan del Río, al que también han asistido los Duques de Palma, la Infanta Elena, el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, y una nutrida representación autoridades regionales y locales.En la homilía, el arzobispo ha rendido tributo a los dos jóvenes, "asesinados vilmente por la hiriente crueldad de la salvaje estrategia terrorista de ETA", que intenta amedrentar y someter a los españoles a "su totalitarismo, intrínsecamente perverso y nunca justificado".Pese a las dificultades propias de la lucha contra el terrorismo, "no debemos dejarnos caer en el desánimo", ha subrayado Juan del Río, acompañado del obispo de Mallorca, Jesús Murgui, antes de afirmar que "la última palabra de este combate"no la tienen "los hijos del terror", sino quienes, como los dos jóvenes asesinados, trabajan por la paz, la justicia y la decencia en la sociedad.La entrada de los féretros en la catedral fue recibida por los palmesanos con un contenido silencio, roto sólo por aplausos y vivas a la Guardia Civil y a los Príncipes.