Los propietarios de las atracciones vendieron la mitad que en 2008

El suburbano transportó a 571.502 viajeros y la ocupación hotelera alcanzó el 70 por ciento. 

Los propietarios de las atracciones vendieron la mitad que en 2008
Los propietarios de las atracciones vendieron la mitad que en 2008

Tras los fuegos artificiales del domingo, llega la hora del desmontaje y de los balances. Ayer, los propietarios de las atracciones y socios de casetas comenzaron a desmantelar un recinto en el que se notó demasiado la crisis. En la calle del Infierno, las grúas descomponían las estructuras de los «cacharritos» de mayores dimensiones y los transportistas apilaban los tubos en los camiones que viajarán al resto de ferias de Andalucía.También era día de recuentos. Según Dolores Hermoso, propietaria de una tómbola, su negocio ha vendido «la mitad que el año pasado». Una cifra que maneja la mayoría de los feriantes, que hablan de un «desplome» de la actividad en un 50 por ciento debido a la crisis. «Ha habido días en los que a las nueve de la noche la Feria estaba desierta», sostuvo Hermoso, al tiempo que reconoció que «confiábamos en el fin de semana, pero vino menos gente que en 2008». En las casetas, muchos socios confirmaron que los ingresos habían sido mucho menores.El alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, hizo su propio balance. Calificó de «extraordinaria» la pasada Feria, una edición caracterizada por el «triunfo del transporte público». Sin duda, el metro ha protagonizado la semana de farolillos. Con 571.502 viajeros transportados, el primer edil aseguró que el metropolitano ha estado «a la altura» durante la celebración, aunque fue criticado duramente por numerosos usuarios debido al colapso que sufrió en las horas punta.Sobre este asunto, Monteseirín apuntó que no dedicará «demasiados esfuerzos» a solicitar que se aumente el número de convoyes porque la empresa concesionaria es la que «irá tomando nota». En lugar de ello, anunció que dedicará sus desvelos a pedir la ampliación de la red completa del suburbano con las líneas 2, 3 y 4. «Ahí es donde me voy a emplear a fondo para que, cuando a final de año estén los proyectos técnicos, se empiece inmediatamente a licitarlos», subrayó el regidor, por lo que ya se están realizando gestiones con la Junta «para ver dónde se empieza, qué se prioriza y de qué manera se va haciendo».«Acaba de echar a andar»No obstante, reconoció que el servicio «tendrá que perfeccionarse, ampliarse y desarrollarse» y justificó los fallos en que «acaba de echar a andar». «Siempre hay alguna dificultad e incomodidad cuando mucha gente va al mismo sitio», remarcó, una circunstancia que se produce en «todas las ciudades» con suburbanos. «Pero eso no hay que achacárselo al metro, sino a la propia congestión que se produce debido a una gran avalancha de público».En relación a los servicios municipales y cuerpos de seguridad, Lipasam recogió un 10 por ciento más de residuos que en 2008, Cruz Roja realizó más de 1.600 atenciones, se registraron 177 intoxicaciones etílicas y la ocupación hotelera, según fuentes del sector, alcanzó el 70 por ciento. Por su parte, la Guardia Civil controló a 400 vehículos, notificó 27 denuncias e intervino 700 kilos de comida en mal estado.Quejas por la venta de tabaco en mal estadoLa asociación de consumidores Facua ha recibido numerosas reclamaciones de usuarios que han sufrido mareos, vómitos, dolores de estómago y diarreas tras el consumo de tabaco vendido por comerciantes ambulantes en el recinto ferial y la calle del Infierno.La entidad ha dirigido un escrito a la Delegación de Salud y Consumo del Ayuntamiento para poner en su conocimiento estas «graves» irregularidades y requerirle información sobre las inspecciones llevadas a cabo en la Feria. Igualmente, recordó que la venta ambulante de tabaco es una práctica prohibida por ley.También alertó de que los vendedores ambulantes que han comercializado tabaco estaban «a la vista de cualquier usuario que pasease por la Feria», por lo que consideró «inexplicables» las carencias en los debidos controles.