Los trabajadores de Nissan cortan el Paral·lel en protesta por el ERE

La protesta por el ERE comenzó en la factoría de Nissan y, después, frente al departamento de Trabajo.

Los empleados de Nissan cortaron la avenida Paral·lel hacia las 13.00 horas
Los empleados de Nissan cortaron la avenida Paral·lel hacia las 13.00 horas

BARCELONA-La rápida aplicación del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de Nissan ha cogido desprevenido a más de uno. Si el martes por la tarde la Generalitat aprobaba el despido de 698 trabajadores, ayer por la mañana la compañía nipona ya había cancelado las tarjetas de acceso a la fábrica de los afectados. Nissan, sin embargo, no avisó a todos los afectados, por lo que unos sesenta ex empleados se dieron cuenta de su situación al toparse con que no podían acceder a sus puestos de trabajo habituales. Esta incómoda situación propició protestas espontáneas frente a la factoría de Nissan en la Zona Franca y, posteriormente, ante el departamento de Trabajo. El Paral·lel, cortadoA las 5.30 horas de la mañana, antes del comienzo del primer turno de trabajo, unos 300 trabajadores se aglutinaron ante la sede de Nissan en la Zona Franca. La negativa de la empresa a permitir la entrada de los trabajadores despedidos dio paso a momentos de tensión. Cerca de 150 empleados lograron romper las vallas de acceso y entraron al recinto exterior de la factoría, aunque la protesta no fue a más, según explicaron fuentes de la empresa.Más tarde, la protesta se trasladó a los aledaños del departamento de Trabajo, en la calle Albareda, no sin antes cortar la avenida del Paral·lel durante cerca de una hora a la altura de la efigie de Colón. Los empleados tiraron huevos a la sede de Trabajo, que durante nueve meses ha albergado las negociaciones sobre el ERE entre Nissan y los sindicatos. Las consignas lanzadas por los empleados eran, evidentemente, contra el expediente, pero también contra algunos sindicatos por el supuesto trato de favor hacia los afiliados de UGT y CC OO. De hecho, tanto USOC como CGT apuntaron que la lista de despidos les perjudica más a ellos que a los dos sindicatos mayoritarios.Desde CiU, recalamaron a la Generalitat que explique las condiciones del ERE aprobado y pidieron «transparencia» a propósito de los compromisos asumidos, a cambio del expediente, por la multinacional nipona.