Los virus informáticos entorpecen la actividad del 57% de las pymes catalanas

Los virus informáticos entorpecen la actividad del 57% de las pymes catalanas
Los virus informáticos entorpecen la actividad del 57% de las pymes catalanas

Hubo un tiempo en que los virus informáticos se transmitían mediante aquellos añejos disquettes de 3,5 o, para los más veteranos, de 5 ¼. Su objetivo era, fundamentalmente, estropearte el ordenador para alimentar el ego del hacker –pirata informático– de turno. Pero los tiempos han cambiado. Y también los virus. Estos se han vuelto más sofisticados, y su razón de ser no es otra que la de obtener un beneficio económico. El problema radica en que, precisamente porque ya no se dañan ordenadores, su actividad pasa mucho más desapercibida: un estudio reciente de Panda Security (PS) revela que el 57 por ciento de las pymes catalanas se ha visto afectado por algún tipo de «malware».
Este concepto, «malware», designa una gran variedad de modernos virus que, simplificando, se dedican a recabar información para hacer negocio. «Antes les llamábamos virus porque infectaban el ordenador y te aparecía el típico pantallazo. El diseño del virus actual es el de un parásito. Están ocultos, latentes en tu ordenador», explica Bruno Rodríguez, director de desarrollo de PS. Pero, ¿para qué? «Se dedican a engañarte para sacarte dinero. Los troyanos, por ejemplo, se introducen en tu sistema de tal manera que los hackers pueden tener el control sobre él. De este modo, pueden enviar spam –correo basura–, atacar páginas web u obtener los datos de tu cuenta corriente», subraya Rodríguez.
Como resultado de estos ataques, el 11 por ciento de las pymes catalanas tuvo que parar su producción en algún momento en 2008, mientras que un 30 por ciento sufrió pérdidas de datos y el 50 por ciento constató un descenso de la productividad. A pesar de ello, la mitad de las pymes aducen el elevado coste económico como motivo para no tener sistemas de seguridad.
El beneficio derivado de estas actividades de piratería informática sorprende. «El spam es muy barato de emplear. Por apenas 150 euros puedes enviar hasta seis millones de correos y está estudiado que el 0,01 por ciento de la gente que los recibe compra el producto». Es decir, de cada millón de personas, 100 pican el anzuelo. «También puede suceder que se hagan con tu número de tarjeta de crédito, que después venden a mafias rusas o chinas por dos dólares para Dios sabe qué».
Para evitar estas situaciones, Rodríguez recomienda proteger el pc, el perímetro de red y el correo electrónico, las tres opciones preferidas de estos bichejos para colarse en el sistema de cualquier empresa o particular.