Madrileños traerán sus yates de las Baleares a Valencia cuando esté el AVE

El de Valencia siempre ha sido considerado el puerto natural de los madrileños, que en breve aprovecharán la Alta Velocidad.

El Náutico de Valencia es considerado uno de los tres mejores clubs de España
El Náutico de Valencia es considerado uno de los tres mejores clubs de España

VALENCIA- El Real Club Náutico de Valencia (RCNV) acometió hace apenas dos años una ampliación que duplicó su capacidad hasta los casi 2.500 amarres. La remodelación se llevó a cabo en el mejor de los momentos, cuando la capital bullía por la Copa América. Ahora, cuando la próxima edición de esta competición sigue siendo una incógnita, el club valenciano no tiene por qué preocuparse por su futuro. «Cuando llegue el AVE, todo vendido». El actual presidente del RCNV, Manuel Casanova, muestra así su convencimiento en los beneficios de la Alta Velocidad y lo afirma rotundamente porque sabe de primera mano del interés que despiertan sus amarres. «He recibido multitud de llamadas de residentes en Madrid que atracan sus barcos en puertos de Las Baleares y que me han asegurado que el día que comience a funcionar el AVE Madrid-Valencia cambiarán las aguas de Mallorca e Ibiza por las nuestras». Casanova explica el interés de los madrileños recordando que viajar en avión todavía resulta caro, y el coche sigue siendo una alternativa más lenta. Pero, «montarte en Atocha y que en una hora y diez minutos estés es Valencia, es otra cosa». De este modo vaticina que, en lugar de ir de vez en cuando a Ibiza, los amantes del mar viajarán todos los fines de semana a la capital del Turia. «Que tiemble Baleares».Los últimos datos respecto al precio que pueden llegar a alcanzar los amarres apuntan a que éste ronda los 6.000 euros por metro de eslora, aunque en compra-venta a través de, por ejemplo Internet, las cifras pueden llegar a alcanzar los dos millones de euros por el disfrute de un atraque para una embarcación de 55 por 12. Respecto al alquiler, se pueden pagar hasta 1.500 euros al día.Los beneficios de la venta de estas propiedades revertirán en el propio club, siguiendo la filosofía de la centenaria entidad. Así, se prevé ampliar la zona de ocio, la de tiendas e incluso levantar un pequeño hotel. Y respecto a la competencia, en concreto la de la Marina Juan Carlos I de la dársena del puerto de Valencia, Casanova explica la teoría económica por la cual si se crea un polo de atracción, todos salen ganando y que los beneficios de unos benefician también al resto.