Malestar entre los letrados del CGPJ por la «expulsión» de siete compañeros

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

MaDRID- La decisión del actual Consejo General del Poder Judicial de no renovar a siete de sus letrados que lo habían solicitado ha causado un profundo malestar en buena parte de ese colectivo, porque sospechan que lo que se esconde detrás es que el CGPJ no cree en una «administración neutra», en la permanencia de unos cuadros intermedios «independientes» de cualquier mayoría.La gota que colmó el vaso de este malestar fue, según las fuentes consultadas, el hecho de que en el Pleno del pasado 26 de marzo no se renovase, «sin previo aviso» a dos letradas del Servicio de Inspección, Carmen Lara y Luz Nodar, quienes se enteraron de esa resolución «por un correo electrónico que les remitió el secretario general» al día siguiente. Previamente, otros cinco letrados corrieron la misma suerte: Ángeles Duque, Guillermo Searle –del servicio de Organización y Modernización Judicial–, Pilar Ruiz, Esther Díaz –del Servicio de Relaciones Internacionales– y Ana Revuelta, quien era directora del Servicio de Formación Continua de la Escuela Judicial.Esta circunstancia, sostienen al respecto, contrasta con la política seguida en esta materia por el anterior Consejo, donde la no renovación de letrados fue «algo excepcional» y en casos muy contados, como en los relativos a José de la Mata y la entonces interventora, Teresa Vázquez.