Moreno sigue sin poder declarar

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Madrid- Tres días después de sufrir un brutal asalto, el conocido empresario, José Luis Moreno, todavía no puede declarar ante los agentes que investigan el suceso. Así lo explicó ayer el equipo médico que le atiende en el Hospital Ruber Internacional a través de un comunicado.

El parte médico explica que el presentador «continua en régimen de hospitalización en una habitación de planta» y «su evolución sigue siendo positiva» como confirmaban las pruebas que les fueron realizadas ayer.

Además, el comunicado del centro hospitalario especifica que «no está prevista ninguna actuación quirúrgica» y adelanta que se continuará «con los cuidados médicos habituales». La nota explicativa se ha hecho pública «a petición de la familia» del paciente.

El parte hecho público ayer también dice que no será hasta el próximo lunes 24 de diciembre cuando se distribuya otro comunicado, según explica la nota firmada por el doctor Villacorta Patiño.

 

Evolución favorable

Ayer por la mañana un portavoz de José Luis Moreno contó a Efe que el paciente, «había descansado bien esta noche y evolucionaba favorablemente», aunque «todavía no se sabía» cuando podría abandonar el hospital y regresar a su domicilio. Además, el portavoz explicó que, de momento, «no se encuentra en condiciones de declarar a la Policía». «En cuanto pueda, lo hará», agregó el portavoz, ya que es el principal testigo de lo ocurrido y los agentes policiales encargados del caso están pendientes de tomarle declaración.

El empresario sufrió un atraco el pasado miércoles por la noche en su chalé de Boadilla del Monte cuando cuatro albanokosovares entraron en su casa, amordazaron a los miembros del sevicio que se encontraban en la vivienda del actor y esperaron a que llegara para pedirle las claves de las tres cajas fuertes que posee Moreno en su domicilio.

El ventrílocuo se negó a revelarlas y recibió una brutal paliza por parte de tres miembros de esta banda de siete. Los asaltantes consiguieron forzar una de las cajas e intentaron romper otra sin éxito.

El productor recibió un hachazo en la cabeza y un fuerte golpe en la cara con una barra de hierro. Esa misma noche fue trasladado al Hospital Puerta de Hierro y más tarde ingresó en la clínica Ruber.